sábado, 31 de enero de 2015

Tabernas y arte

Hay un pequeño poema, parece que del siglo XVII, que dice:

Es Madrid ciudad bravía,
que entre antiguas y modernas,
tiene trescientas tabernas
y una sola librería.

Bravío/a significa 'fuerte, agresivo, difícil de domesticar' si hablamos, por ejemplo, de animales; si se habla de personas, que es menos frecuente, quiere decir 'rudo, bruto, mal educado'. Y la verdad, una ciudad que está llena de tabernas y solamente tiene una librería no puede tener habitantes muy educados. Porque las tabernas son, en España, los lugares tradicionales donde se toman bebidas alcohólicas -especialmente vino-, normalmente acompañado de alguna tapa o ración. No son lugares para tomar un café o un refresco.

Hoy, afortunadamente, los tiempos han cambiado, y aunque las tabernas -antiguas y modernas- siguen siendo lugares fundamentalmente para tomar cañas y vinos, también ofrecen un interés cultural interesante, que se ve sobre todo en sus fachadas. Y eso vamos a hacer hoy: un recorrido para ver el arte, clásico y popular, que vemos en las fachadas de muchas tabernas de Madrid, especialmente de muchas que están en las callejuelas de alrededor de la Puerta del Sol. Este "arte" suele estar hecho con azulejos; así se llama a cada una de las piezas que forman, por ejemplo, estos dibujos (que también son de una taberna de la calle del Salitre):
azulejos de madrid


Arte clásico, porque, por ejemplo, encontramos reproducciones de cuadros del famoso pintor Diego Velázquez (1599-1660). Estas dos imágenes son de la fachada de la taberna El Madroño:


arte en tabernas
"El aguador" y "Vieja friendo huevos" (calle del Nuncio)

arte en tabernas
"Los borrachos" (calle del Nuncio)


Otra taberna cercana a la Puerta del Sol tiene el nombre de un cuadro de Velázquez:


arte y tabernas
Calle Álvarez Gato

Y, claro, en su fachada también hay una reproducción del cuadro:


arte y tabernas
Calle Álvarez Gato

La Parrilla Alhambra también tiene azulejos artísticos en su fachada:


arte y tabernas
Calle de la Victoria

El cuadro que reproducen en el centro es de Julio Romero de Torres (1874-1930), un pintor cordobés que fue muy popular en España por sus retratos de mujeres. Esta es la obra con mayor detalle:


arte y tabernas
Calle de la Victoria

Muy cerca está la Venta El Buscón, nombre que tiene una referencia literaria:


arte y tabernas
Calle de la Victoria

El Buscón es el protagonista de una famosa novela de Francisco de Quevedo (1580-1645), autor de obras de teatro, novelas y poemas muy conocido por su humor satírico. El Buscón, como su nombre indica, es un hombre que "se busca la vida" usando toda clase de engaños. Esta es la cara tan fea que se le pone con tan mala vida:

arte y tabernas
Calle de la Victoria
Estos azulejos representan un cuadro del pintor español Ignacio Zuloaga (1870-1945).


También de otras artes encontramos huellas en las tabernas madrileñas. Por ejemplo, en esta del barrio de las Letras encontramos un recuerdo de una zarzuela :


arte y tabernas
Calle Jesús

Esta taberna lleva el nombre de la protagonista de una de las zarzuelas más populares, La Revoltosa: Mari Pepa. Mari Pepa y Felipe son la pareja que canta uno de los fragmentos de zarzuela más conocidos en España, en un dúo que puedes ver aquí:





Y aquí está la Mari Pepa de la taberna, con su traje de chulapa. Fíjate que alrededor de su cabeza aparece el lema "De Madrid al cielo", una frase que les gusta mucho a los madrileños y que quiere decir que mejor que Madrid, para vivir, solamente existe el cielo.


tabernas y arte
Calle Moratín



Pero no creas que las tabernas solamente hablan de la cultura española. Aquí va una última imagen, con un tema bien diferente, de una taberna del barrio de Lavapiés:


arte y tabernas
Calle Salitre


Parece que representa al flautista de Hamelín, que nos llama alegre con su flauta para llevarnos dentro de la taberna.

Hay muchas más tabernas interesantes que podría mostrarte, pero sería demasiado largo. Si estás en Madrid, ¡fíjate en las fachadas de las tabernas y pregunta qué significan! Y si estás lejos, ¡ya tienes un motivo más para venir a Madrid!

¡Hasta pronto!


lunes, 26 de enero de 2015

Elogio de la pereza

Paseando por Malasaña me encontré, en dos calles distintas, dos obras de arte callejero, del mismo autor anónimo, que tratan del mismo tema.
     
Esta es la primera:


elogio de la vagancia
Calle San Vicente Ferrer

Esta frase nos recuerda el famoso lema de los campos de exterminio naxis: "el trabajo os hará libres" (del que ya te hablé en Un alemán y un gallego). En lugar de liberarnos, según la foto, el trabajo nos entristece, nos pone tristes. Se usa mucho la combinación de palabras hacer feliz (a alguien), pero no la que aparece en esta foto, normalmente decimos que algo nos pone tristes. Pero el autor ha querido hacer una frase similar a la de los campos de concentración para transmitirnos la idea de que el trabajo significa esclavitud.

Aquí va la segunda imagen:


elogio de la pereza
Calle Hernán Cortés

Perezoso/a es la persona 'que normalmente no tiene ganas de hacer nada que implique un esfuerzo'. Pero quiere decir eso, que no tiene ganas, no que no lo haga. Por ejemplo, a mí algunas veces me da pereza escribir en el blog porque estoy muy a gusto en mi terraza tomando el sol, pero al final me pongo a escribir. En la imagen de la foto, nos invitan a ser perezosos en todas nuestras actividades excepto cuando amamos y cuando bebemos (aquí puedes recordar el significado de la construcción "al + infinitivo").

Perezoso/a (y el sustantivo pereza) se confunde muchas veces con vago/a (y los sustantivos vagancia y vaguería), pero no son iguales. Como te he dicho antes, alguien puede sentir pereza pero eso no significa que no haga lo que tiene que hacer; en cambio, los vagos muchas veces no cumplen sus obligaciones. Además, la vagancia o vaguería está relacionada sobre todo con el trabajo; en cambio, nos pueden dar pereza cosas como quitarnos un abrigo que llevamos puesto, ducharnos cuando hace frío, meternos en el mar cuando estamos a gusto tumbados en la arena de la playa, etc.

Aquí te dejo algunas imágenes con ejemplos que te pueden ayudar a usar bien estas palabras:


elogio de la pereza


Si quieres aprender otras expresiones relacionadas con la pereza y la vaguería, entra en No da golpe.


Creo que las dos obras de arte callejero que hemos visto nos animan a no obsesionarnos con el trabajo, a valorar otras cosas de la vida. Nos dicen que el trabajo es una necesidad, no un placer. ¿Cómo te relacionas tú con el trabajo?





martes, 20 de enero de 2015

Buenos tiempos para la lírica

Vivimos tiempos duros, difíciles por muchas causas (la crisis económica, el terrorismo, la desconfianza hacia los políticos, etc.). Sin embargo, en estos tiempos duros, las calles se llenan de poesía. Frases poéticas, poemas breves, versos que nos acompañan por las calles y nos ayudan a pensar en cosas que también son importantes.

Hay un poeta en Madrid que juega con un estilo comercial. Cuando ves sus carteles de lejos, te parecen un anuncio típico con fines comerciales:  


cambio
Calle del Espino

vendo
Calle Fuencarral
Este poeta anónimo (de identidad desconocida) quiere cambiar el estilo de vida, no sé si el suyo o en general el de nuestra sociedad, y vende y ofrece amor y sensualidad.

Hace poco tiempo hubo en el centro de Madrid otra bonita campaña poética, con frases poéticas escritas en los pasos de peatones, un lugar en el que normalmente nunca miramos al suelo. Estas son algunas que pude fotografiar a tiempo (ahora muchas están ya casi borrados):


pasos de peatones
Calle San Bernardo

Un brindis es el momento de una celebración en el que las personas chocan sus copas formulando algún buen deseo. Las pestañas, los pelitos que tenemos en el borde de los párpados, la piel que cubre nuestros ojos. Creo que quiere decir que, cuando su enamorado o enamorada pestañea ('abre y cierra los ojos'), es como la expresión de un buen deseo, una invitación a la felicidad.



pasos de peatones
Calle Fuencarral

Me encanta este. Y el significado está claro, ¿no? No existe nada imposible, solamente hay cosas más fáciles que conseguir que otras, o sea, más improbables. Como ves, han escrito acento (tilde) en la palabra sólo; sobre este tema, un poco polémico, puedes leer más en ¿Solo o sólo?

Y ahora el más bonito, mi favorito y también el que da nombre al proyecto:


pasos de peatones
Calle San Bernardo

Cuando alguien -sobre todo si es un niño- nos provoca mucho cariño y mucha ternura, muchas veces decimos: ¡Ay, te comería a besos! O sea, me gustaría darte muchísimos besos. En este verso, juegan con las palabras, y en lugar de comer a besos, que es la expresión habitual, lo que hacen es comer a versos. Los versos son las líneas de un poema.

¿Y a quién se quieren comer a versos? No es una persona, es la ciudad de Madrid, y es lo que ha hecho este grupo de poetas: se comieron Madrid a versos, lo llenaron de poesía. Puedes ver más sobre el proyecto aquí:




Y termino por hoy explicando el título de esta entrada: "Malos tiempos para la lírica" es el título de un poema del alemán Bertolt Brecht y, más tarde, el título de una canción de los españoles Golpes Bajos, de 1983, que se hizo muy popular. La frase ha quedado casi como una expresión: la usamos para expresar que la actividad cultural o la expresión de los sentimientos encuentran muchas dificultades en un mundo dominado por el valor del dinero. La lírica es la expresión literaria de las emociones y los sentimientos.

Pero he tenido que cambiar la frase porque parece que, al menos en Madrid, ahora son buenos tiempos para la lírica, quizá porque, con la crisis, nos hemos dado cuenta de que el dinero, aunque es importante para sobrevivir, no debe ser el valor que ocupa nuestras vidas.

Si quieres ver más poesía en las calles de Madrid, puedes leer Poesía necesaria como el pan de cada día.

Y en tu ciudad, ¿también encuentras poesía por las calles? ¿Qué tal si nos envías alguna foto? (No importa en qué idioma esté).



martes, 13 de enero de 2015

Es mi sino


Espero que en este último mes hayas podido ver más a tus amigos y que hayas brindado con ellos por un año y un mundo mejor. Si es así, fenomenal, has tomado el mejor vino (o agua, o zumo, con lo que brindes), porque, como decía el cantante francés Georges Brassens,...


si no sino
Café Di Vino, calle Manuela Malasaña

Nos han metido en la cabeza que lo mejor es lo más caro, pero no siempre es así. El sino de esta frase del escaparate nos sirve para corregir esa idea equivocada, y para decir "el mejor vino es el que se comparte con otras personas".

Antes de ver más ejemplos con esta palabra "sino", recordemos que existen sino y si no, y además, "sino" tiene dos usos bien diferentes:


sino si no


El conector sino es un poco formal, se usa sobre todo por escrito. Cuando hablamos usamos estructuras más repetitivas. Por ejemplo, en lugar de decir "No fue Lope sino Cervantes", diríamos "No fue Lope, fue Cervantes".

Hay un grupo de jóvenes anarquistas que hacen muchas pintadas en Malasaña, muy cerca de mi escuela, a los que les encanta este conector sino, aunque sea formal. De ellos son estos otros dos ejemplos:


sino
Calle San Mateo

La idea que todo el mundo tiene en España es que tenemos un gran problema, que es la crisis. Para estos jóvenes, el problema no es la crisis, el problema es la obediencia (o sea, hacer lo que nos dicen las leyes y el gobierno, deberíamos ser más rebeldes). Como ves, lo que hacemos con este conector es:

             1. Negamos la idea o información incorrecta.
             2. Introducimos la idea o información correcta con la palabra sino.

Otro ejemplo de los mismos autores:


sino
Calle Santa Brígida
En Mucha, mucha policía ya te hablé de la poca popularidad que la policía tiene en este momento, especialmente entre los jóvenes. En esta pintada dicen que el problema no es solamente la actitud de la policía frente a los ciudadanos en muchos momentos; el problema real es la existencia de la policía, o sea, la policía no debería existir.

En algunos libros nos dicen que pero y sino significan lo mismo, y que usamos la palabra sino cuando la primera frase es negativa. Esto no es correcto: pero tiene su significado y sino el suyo. Y pero podemos usarlo perfectamente detrás de una frase negativa:

No tengo azúcar pero tengo sacarina, que también sirve.

La diferencia es que aquí no estoy corrigiendo la información de la primera frase, sino que estoy dando dos informaciones: "No tengo azúcar" y "Tengo sacarina".

Y ya que hablo de pero y antes he nombrado a los anarquistas, voy a terminar con la foto de una imagen que me hizo mucha gracia:


soy anarquista pero me mantienen vivo mis padres
Calle Mira del Río

He tenido que restaurar un poco la frase, porque algún anarquista enfadado había tachado algunas palabras. Esta obra de arte callejero se ríe de un tipo de joven, que dice que es anarquista, que lucha contra los poderes -los políticos, la policía, etc.- y dice que está fuera del sistema, pero que vive gracias al dinero de sus padres (que sí forman parte del sistema).
     
Sé que hay gente a la que no le gustará esta última imagen, pero ¿qué le voy a hacer? Mostrar la realidad y ser crítica es mi sino, no lo puedo evitar. ¡Hasta pronto!


martes, 6 de enero de 2015

Bueno, bonito y barato

Bueno, bonito y barato, las "tres bes", son las tres cualidades que nos gustarían de todo lo que compramos. Es difícil encontrar cosas que tengan las tres características, pero ahora, en época de rebajas, es un poco más fácil. 

Hoy vamos a pasearnos por Madrid comentando carteles de tiendas que tienen relación con los precios y los gastos.

Empezamos por una oferta de la tienda de cafés La Mexicana:


tirar la casa por la ventana
Calle Pensamiento

La oferta es esta: si tomas cuatro cafés, consigues gratis el quinto café. ¡Pero para eso tienes que ir a La Mexicana con varias personas, porque el café que se toma en España es fuerte, y si te tomas cinco cafés acabarás con taquicardia en el hospital! Ahora, fíjate en la primera frase: "la casa por la ventana tiramos". Han cambiado el orden normal de palabras para rimar "tiramos" con "invitamos"; normalmente decimos tirar la casa por la ventana. ¿Y qué significa esta expresión? La usamos cuando hacemos gastos grandes y extraordinarios, normalmente para celebrar algo. Un ejemplo:

(Dos amigos que hablan de un amigo común)
- ¿Fuiste al cumpleaños de Felipe?
+ Sí, claro, ¡no veas la fiesta que montaron! Tiraron la casa por la ventana. Había hasta un chef cocinando allí mismo.
- Vaya, ¡y yo me lo perdí!

Otra expresión relacionada con los gastos en la que se usa el verbo tirar es esta:


estamos que lo tiramos
Calle Bravo Murillo

Decimos que alguien está que lo tira cuando gasta mucho dinero, parece que quiere tirar el dinero. En este cartel, los que tiran el dinero son los de la tienda, porque tienen sus productos muy rebajados. Un ejemplo de cómo usar esta expresión:

(Un grupo de amigos está tomando unas tapas en un bar y uno de ellos decide invitar a todos. Un amigo le dice esto)
- ¡Pues muchas gracias! ¡Estás que lo tiras! ¿Te ha tocado la lotería o qué?


Cuando vamos de rebajas, a veces no encontramos nada, pero a veces encontramos cosas que merecen mucho la pena, buenas, bonitas y baratas:




Es una cafetera eléctrica que cuesta 12'99 euros. Si es realmente buena, es un chollo, una palabra informal que significa 'cosa valiosa que se consigue por poco dinero o con poco esfuerzo'. Lo mismo significa la palabra ganga.
     
Algunas veces, en lugar de rebajas, vemos que en las tiendas ofrecen los productos muy baratos porque están de liquidación. Ofrecen descuentos muy altos porque van a cerrar, cambiar de negocio, o simplemente porque quieren renovar todos los productos. Pero liquidar significa también, en la lengua de los delincuentes, 'matar'. Por eso en esta tienda de la marca Kukuxumusu hacen un juego de palabras con el verbo liquidar:


nos liquidamos
Calle Mayor

En Kukuxumusu quieren hacer liquidación, vender el máximo de productos posible en pocos días, y por eso ofrecen dos productos por el precio de uno. Pero les gusta hacer carteles graciosos, y si liquidar también significa matar, liquidarse puede ser suicidarse; por eso uno de los toros que suelen aparecer en los diseños de esta marca se ha suicidado, pero tiene un ojo abierto todavía, porque en realidad solamente se suicida durante unos días.

Y llegamos al final de nuestro paseo con una advertencia de una zapatería:


bueno y barato no entran en un zapato
Calle del Carmen

Es un pareado (como los que aparecen en la entrada Y sin haberlo pensado me ha salido un pareado), porque las palabras barato y zapato riman, y quiere decir que los zapatos baratos no suelen ser buenos. Si quieres zapatos buenos, no pueden ser baratos. Y lo mismo pasa, supongo, con otros muchos productos.

Me despido con una imagen con expresiones relacionadas con las rebajas y las compras. Espero que te sirva para recordarlas mejor.

compras vocabulario


Pues si vas de rebajas, ¡que encuentres un chollo! Pero no tires la casa por la ventana, que no hay que ser consumista. Compra solamente lo que de verdad necesitas. Ya sabes: el consumo te consume.