viernes, 28 de febrero de 2014

Toy bien

En los últimos meses, el barrio de Malasaña se ha llenado de pintadas como estas:


yellow power
Calles de Malasaña


Pensaba que tenían una intención racista, y lo pensé todavía más cuando me encontré con esta otra pintada:



yellow people
Esquina de la calle Espíritu Santo con la calle Madera

Parece burlarse de lo difícil que resulta para muchos chinos pronunciar la -r- del español, así que pensé que era otra muestra más de racismo (aunque parecen burlas inofensivas, en el fondo toda burla hacia un colectivo es un síntoma de racismo, en mi opinión), como la de este cartel en el escaparate de una tienda de otro barrio:


Calle Marqués de Viana

O como esta tarjeta del escaparate del restaurante La Dominga:




En este chiste fácil también se juega con la falta de distinción de -l- y -r-, que hace al chino confundirse entre "hola" y "hora".

Así que me sorprendió mucho hace poco leer una noticia en el periódico digital Somos Malasaña, en la que cuenta que el autor de las pintadas es un pintor chino-español o español-chino que quiere cambiar la imagen de los chinos en Madrid y burlarse de la temida "invasión china" (temor debido a la cantidad de tiendas chinas que se han abierto en los últimos años). Así que, en realidad, con el "¡otla vez!" de la pintada Yellow Power, de origen chino, hace humor con la pronunciación de muchos chinos.

Es muy sano saber reírse de uno mismo. Y esto vale también para la pronunciación de otra lengua. Como sabes, es extremadamente difícil conseguir una pronunciación nativa cuando aprendemos una lengua siendo adultos, así que siempre tendremos nuestro acento peculiar. Si nos tomamos demasiado en serio cuando aprendemos otra lengua, si queremos ser perfectos, si queremos no equivocarnos nunca... no llegaremos demasiado lejos.

También los españoles saben reírse de su pronunciación en otras lenguas. Fíjate en este anuncio del metro; ¿qué significa lo que está escrito con letras más grandes?:


Metro de Cuatro Caminos

Jajaja, sí, sí, significa ¡high technology! Pero está escrito como lo pronuncian muchos españoles.

Y otras veces la gracia está en reflejar por escrito cómo pronunciamos realmente cuando hablamos en contextos informales, como en este otro cartel:


"La Dominga", calle Espíritu Santo

Escribiendo "toy" en lugar de "estoy" reflejan la pronunciación relajada de la lengua informal. Igual que si escribieran, en lugar de la despedida "Hasta luego", "ta luego", que es casi lo que la mayoría de las veces pronunciamos.

Con todo esto no quiero decirte que la pronunciación no sea importante. Por supuesto que lo es, y mucho, para que nos entiendan bien. Pero muchas veces la falta de comprensión se produce cuando hay varias cosas que pronunciamos de forma diferente, no por un solo sonido que no podemos pronunciar en otra lengua. Tienes que trabajar tu pronunciación y entonación en general, pero no debes obsesionarte si no puedes producir perfectamente un sonido determinado (por ejemplo, la -rr-, que para algunas personas es muy difícil).

Te dejo con algunos consejos para mejorar tu pronunciación, si necesitas hacerlo. Si los pruebas, cuéntamelo después. ¡Hasta pronto!



domingo, 23 de febrero de 2014

Un alemán y un gallego

Hace unos meses, cuando los trabajadores de la sanidad pública madrileña estaban luchando contra la privatización de los hospitales (lucha que, de momento, han ganado), saqué esta foto:


un alemán y un gallego
Hospital Clínico

Si alguien te complica la vida, te hace la vida más difícil, más dura. ¿Y quién aparece en las fotos? 

En la de arriba, a la izquierda, el gallego, Francisco Franco, el dictador que tuvo el poder en España entre 1939 y 1975; a la derecha, Adolf Hitler, alemán. Probablemente sea una imagen de un encuentro que Franco y Hitler tuvieron en la estación de tren de Hendaya (Francia), cerca de la frontera hispano-francesa. Fue la primera y única vez que se vieron en persona, pero Hitler había apoyado a Franco durante la Guerra Civil española (puedes leer más sobre esto en De quién es la culpa). Estos dos personajes nos complicaron la vida a los españoles en el siglo XX.

En la foto de abajo, aparecen, a la izquierda, Mariano Rajoy, también gallego, actual presidente del gobierno español, y a la derecha, Angela Merkel, la jefa de gobierno alemana (también llamada "canciller alemana" (porque en alemán se usa la palabra del mismo origen, kanzler, para ese puesto) aunque en español el cargo de canciller tiene otro significado, y se usa para la persona que, en una embajada o un consulado, tiene la función de gerente o administrador general). Estas son las dos personas que nos hacen difícil la vida en el siglo XXI, según el cartel.

La influencia de Alemania en las decisiones económicas de los gobiernos de los países del sur de Europa es algo que no se puede negar y está en boca de todo el mundo. Por eso no es extraño que los mensajes contra Angela Merkel (no contra el pueblo alemán) cada vez sean más duros. Por ejemplo, el que vemos aquí:


arbeit macht frei
Pasaje de San Mateo

Sí, una pintada en alemán, la primera vez que veo una en Madrid. Y la frase es terrible: "arbeit macht frei" era la frase que estaba -y está todavía- en la entrada del campo de concentración de los nazis en Auschwizt (Polonia) (y en otros muchos campos). Para los que no entienden alemán, es una frase históricamente irónica porque significa 'el trabajo libera'. La imagen nos presenta a una Angela Merkel que les dice a los españoles la misma frase que los nazis mostraban a los judíos, gitanos, etc., que entraban como prisioneros en sus campos.

Aunque con la misma idea de fondo, otras personas se toman la situación con más humor. Por ejemplo, los dueños de esta peluquería del barrio de Chueca, que han pegado este cartel encima del rótulo original:


merkel necesitamos un rescate
Calle San Bartolomé

Durante la crisis, algunas palabras se han empezado a usar con un significado nuevo. Ya te hablé de cómo se usaban antes recorte y recortar y cómo se usan ahora (puedes leerlo en Escoge tu recorte); este es otro caso de ampliación del significado de las palabras: antes, el sustantivo rescate y el verbo rescatar se usaban para hablar del dinero que alguien daba para conseguir la libertad de una persona secuestrada ('privada de libertad por la fuerza y prisionera en algún lugar con el fin de obtener dinero'); ahora, los países ricos o la Unión Europea "rescatan" a los países con dificultades económicas, imponiendo a cambio duras condiciones sociales y económicas a su población. Aunque España como país técnicamente no ha sido "rescatada", sí lo han sido gran parte de sus bancos, y ese rescate de los bancos lo tenemos que pagar entre todos viendo cómo nuestros sueldos bajan, nuestros impuestos suben y nuestros servicios sociales son "recortados".

En esta peluquería, entonces, parece que el negocio no les va muy bien, y por eso le piden a Angela Merkel un rescate, o sea, dinero para poder seguir trabajando.


Por último, en este triste contexto que parece estar enfrentando a dos países, o, como mínimo, creando una imagen negativa los unos de los otros, me emocionó mucho ver hace un año un vídeo que un grupo de españoles de la Asamblea Popular de Tres Cantos (un pueblo de la Comunidad de Madrid) dirigió al pueblo alemán. Aunque hablan en alemán, está subtitulado en español, así que puedes entenderlo; se titula "Die Spanien Rettung" ('El rescate español'):





Pero todavía me emociona más ver la respuesta que dio un grupo de alemanes del movimiento Blockupy, que hablan y muestran sus carteles en español, como respuesta a la Asamblea de Tres Cantos:





Pienso que, mientras haya gente como esta en los dos países, habrá esperanza en un futuro más solidario y más justo. ¿Y tú, cómo lo ves? Sé que algunos de mis lectores sois alemanes o españoles que trabajáis en Alemania. ¿Cuál es vuestra opinión?


sábado, 15 de febrero de 2014

Y menudo apellido

Un apellido muy feo


Pues sí. No te puedes imaginar cuál es el apellido de la actual ministra de Sanidad española: MATO. Sí, primera persona de singular del presente de indicativo del verbo matar. Y, claro, así los que protestan contra su política tienen muy fácil hacer juegos de palabras:


mato mata
Plaza de Cibeles

¿Por qué dicen que la ministra Ana Mato mata?

Pueden tener varias razones, pero creo que la principal es que en su mandato ha desaparecido la llamada "sanidad universal", es decir, la sanidad gratuita para todos los que viven en España. Han quedado fuera del sistema sanitario público gratuito grupos sociales como: los desempleados españoles que pasen más de 90 días fuera de España; los que ganen más de 100.000 euros al año; los mayores de 26 años que nunca hayan trabajado; los extranjeros sin permiso de residencia. Se calcula que unas 800.000 personas han quedado excluidas del sistema gratuito.

¿Y por qué he llamado a esta entrada Y menudo apellido? ¿Qué significa aquí menudo? Lo puedes encontrar en la entrada anterior, Menudo nombre.

Pero sigamos con el verbo matar. A veces lo usamos en un sentido negativo, pero no tan malo:


movistar nos mata
Calle Velarde

Decimos que algo nos mata cuando nos provoca cansancio, estrés, fatiga mental, dolor, nervios, etc. Movistar es la compañía telefónica española más importante, y también la más cara, quizá por eso dicen en este cartel que nos mata (cada mes, cuando recibimos la factura). Tienes otro ejemplo de este significado en la entrada Madrid me mata, que era el  nombre de una revista de la famosa movida madrileña de los años 80. Y otros ejemplos aquí:

¡Ay, estos zapatos nuevos me están matando! Estoy deseando llegar a casa para quitármelos.
('los zapatos me están haciendo mucho daño')

A mí madrugar me mata. Cuando me levanto antes de las 8, estoy hecho polvo todo el día.
('levantarme temprano me sienta mal, me cansa mucho')

Matar tiene un significado similar en esta otra pintada, donde podemos entenderlo como 'hacer daño, causar mal, perjudicar':


television mata
Plaza de Sánchez Bustillo

Pero matar no siempre tiene un sentido negativo. Lo usamos también para decir que somos capaces de hacer cualquier cosa por algo que queremos, por alguien a quien queremos, o por conseguir un objetivo. Este uso se ve en el cartel de esta zapatería que está enfrente de mi escuela:


por tu zapato mato
Calle Santa Brígida

El zapatero quiere decir que hace todo lo posible por arreglar tus zapatos, por dejarlos como nuevos. Otros ejemplos con el mismo significado:

¡Qué sed tengo! Mataría por un vaso de agua.
(expreso un enorme deseo de beber un vaso de agua)

En teoría no puedo comer queso, el médico me lo ha prohibido, pero este sí que voy a probarlo, porque yo por un buen queso de cabra mato.
(quiero decir que me encanta el queso de cabra)

La semana pasada, en uno de los muros de mi escuela, justamente enfrente de la zapatería, alguien pintó esto:


tus zapatos huelen a muerte
Calle Santa Brígida

El zapatero de enfrente me dijo que el cartel lo había puesto un enemigo suyo, y es verdad que no parece casualidad. Pero el mensaje no es solamente contra el zapatero. Yo lo entiendo como un mensaje contra el uso de piel de animales para vestirnos, es decir, dice que matamos animales para fabricar zapatos.

Si quieres leer un poco más sobre como usamos el verbo del cartel, oler, puedes leer Buenos sabores y malos olores.

Y aquí me despido, diciéndote que yo, por una buena entrada de este blog, mato. ¿Cómo entiendes este último ejemplo?


PD.- La ministra de Sanidad Ana Mato tuvo que dimitir un tiempo después de publicar esta entrada por su relación con un caso de corrupción. Mientras tanto, su mala gestión ha hecho que varios enfermos de hepatitis C hayan muerto por no haber conseguido la medicina que les podría haber curado.

sábado, 8 de febrero de 2014

Menudo nombre

Desde hace un mes se ven por los muros de las calles de Madrid carteles como el de esta fotografía:


proyecto sepa
Calle del Calvario

La persona que pone los carteles los define como SEPA: "un proyecto de arte urbano muy estúpido y muy absurdo". La verdad es que a mí me algunos me resultan muy graciosos y otros me hacen pensar, así que compartiré contigo más de uno.

Pero voy a centrarme en el de la fotografía de hoy. No sé por qué el autor del cartel ha elegido el nombre de Gerardo, que a mí me parece muy normal. O quizá ahí está lo absurdo del cartel. Voy a intentar explicarte con qué sentido se usa aquí la palabra "menudo". 


Menudo/a es un adjetivo con varios usos:

- 'Pequeño y delgado', sobre todo hablando de personas, o 'que no tiene importancia', principalmente hablando de cosas. Un ejemplo de cada significado:

(Dos compañeros de clase)
¿Que no conoces a Sara? Sí, hombre, una chica bajita, menudita, que se sienta siempre en la primera fila...


La grandeza de las cosas menudas


La necesidad es la de las cosas domésticas y cotidianas, tales como hacer la comida, encontrar una bebida fresca en la nevera y quitar el polvo de los marcos de las ventanas. Para conseguir esas pequeñas comodidades no hace falta vivir en el palacio de Buckigham ni contar con un regimiento de sirvientes 
(Joan Barril, en http://www.elperiodico.com)


- Delante (o a la izquierda, como prefieras) del sustantivo, y con una entonación exclamativa, tiene un significado casi contrario: expresa una cualidad exageradamente positiva o negativa, según la entonación y el contexto. Vamos a ver ejemplos para entenderlo mejor:

(Dos compañeros de trabajo)
- ¿Qué ha pasado esta mañana con el jefe?
+ ¿No te has enterado? ¡Menuda discusión ha tenido con el director! Han terminado a gritos.

Significa que tuvieron una discusión muy grande, muy importante.

(Dos amigos)
- ¿Qué tal le va a Irene?
+ Genial, todo le va fenomenal. ¡Menuda suerte tiene! Buen trabajo, una pareja estupenda... 

Significa que Irene tiene muchísima suerte.

(Una pareja)
- Me han dicho en la panadería que van a abrir una discoteca justo debajo de nuestro piso.
+ ¡Joder! Primero un bar de copas y ahora una discoteca. ¡Menuda suerte tenemos! ¡Otra vez sin poder dormir los fines de semana!

Significa que tienen muy mala suerte.


¿Cómo entendemos entonces el cartel de la foto? Pues se puede entender de muchas formas: Gerardo es un nombre muy feo o muy raro, o Gerardo es un nombre muy sonoro, muy bonito.


Hay otros adjetivos que se usan de esta manera. Mira esta imagen:



Dichoso/a, en este uso, se puede decir de cosas o personas que resultan molestas, pesadas. Valiente tiene un sentido negativo de inutilidad. Y bonito/a quiere decir lo contrario, o sea, muy feo o muy malo. 

Eso sí, no siempre hay que entenderlos así, hay que interpretarlos según el contexto. Por ejemplo, tú podrías escribir debajo de esta entrada de mi blog dos comentarios muy diferentes:

¡Bonita entrada! Me ha gustado mucho (sentido positivo)

¡Bonita entrada! Esta vez no te has roto la cabeza para escribirla, ¿eh? (sentido negativo)


Espero que tu opinión se parezca más a la del primer comentario y no a la del segundo (donde yo entendería ''¡Vaya entrada tan mala!").  ¿Qué tal si escribes un comentario y me lo dices?

sábado, 1 de febrero de 2014

Que si quiero, que si tengo

El consumo nos consume


Hace tiempo que quería escribir sobre esta imagen, con muy pocas palabras pero con un importante mensaje. Ignora las pintadas que hay alrededor y céntrate en las palabras en rojo que están dentro del dibujo:


que si tengo
Calle de la Magdalena

Que si quiero, que si tengo... Para entender este mensaje necesitamos saber algo de gramática: cuando repetimos mensajes de otras personas o nuestros propios mensajes, usamos la palabra que, ¿verdad? Después de la palabra que contamos lo que otra persona dice, ha dicho o dijo, o lo que hemos dicho nosotros mismos. Por ejemplo:

(Dos amigos)
- ¿Qué te ha contado Mamen?
+ Pues nada importante, que sigue trabajando en el mismo sitio y poco más.

(Dos compañeras de trabajo)
- Me voy a casa ya.
+ ¿Qué? No te he oído.
- Que me voy a casa.

Pero, cuando queremos marcar que ese mensaje que transmitimos ya lo hemos oído muchas veces, usamos que si

(Dos amigos)
- ¿Qué te  ha contado Mamen?
+ Pues lo de siempre: que si está harta del trabajo, que si sus hijos no la obedecen... Bueno, ya sabes que siempre cuenta lo mismo.

La mayoría de las veces, este uso de que si muestra que la persona que lo usa está cansada de oír ese mensaje. Así que tiene normalmente un sentido negativo.

Sabiendo esto, podemos encontrarle sentido a "Que si quiero, que si tengo". En mi opinión, es una crítica a la ambición y el consumismo. Nos está diciendo que repetimos continuamente "tengo..." (presumiendo de ser dueños de cosas) y "quiero..." (siempre queremos más cosas). Nos valoramos a nosotros mismos dependiendo de cuánto tenemos y siempre estamos deseando tener lo que no tenemos. Es un mensaje muy similar al de El consumo te consume.

De un tema muy parecido nos habla esta otra pintada:


comprar mierdas que no necesitamos
Calle Eugenia de Montijo

Aquí, la palabra mierda se usa en el sentido de 'cosa de mala calidad, objeto inútil'. Y tiene muchísima razón: en esta época de crisis, cuando mucha gente no tiene trabajo o gana un sueldo muy bajo, cada vez se abren más tiendas de bajo coste (es la traducción de "low cost") o de objetos de segunda mano, y esto en principio es normal, pero si te fijas en lo que venden, ves que muchísimas de ellas no son realmente necesarias, podríamos vivir sin ellas: cosméticos, complementos de ropa, aparatos electrónicos, etc. 


Y es una pena, porque la única lección positiva que podemos sacar de esta crisis es esa: podemos y debemos vivir con menos cosas innecesarias. ¿Opinas lo mismo?