domingo, 29 de diciembre de 2013

Deseos de Año Nuevo (edición 2014)

En 2013 comenzamos el año con el deseo ¡Que repatríen las patrias!, que no se ha cumplido, porque ahora en España estamos más "empatriados" (esta palabra no existe) que hace un año. Me refiero a las tensiones entre Cataluña y el resto de España, que continuarán durante el año próximo. Vamos a ver qué pasa este año con los deseos que vamos a poner en esta entrada.

Comenzamos el 2014 con algunos deseos fotografiados en diferentes calles y plazas de Madrid (casi todos ellos están expresados con la estructura "que + presente de subjuntivo"; puedes recordar por qué leyendo Que se oiga la voz de las calles). 


1. Deseo del estudiante vago:


deseos de año nuevo
Tienda Abracazum (Gran Vía)

Las chuletas son los apuntes que algunos estudiantes llevan a los exámenes en papeles pequeños, escritos en partes de su cuerpo, en bolígrafos o calculadoras, etc. "Que el profe no me pille las chuletas" significa que desea que el profesor  no las descubra. 


2. Deseo de los afectados por las preferentes:


deseos de año nuevo
Paseo del Prado

Las acciones o participaciones preferentes son productos financieros de inversión, con alta rentabilidad y alto riesgo, que han sido comercializados por los bancos españoles en la última década. Muchas personas que compraron esos productos se han quedado sin sus ahorros. Así lo que piden es: "Que nos devuelvan nuestro dinero".


3. Deseo del mandón o la mandona:


deseos de año nuevo
Tienda Abracazum (Gran Vía)

Un mandón o una mandona es una persona que siempre quiere ordenar a los demás. Por eso es lógico que pida: "que todos hagan lo que a mí me dé la gana".


4. Deseo de los usuarios y los profesionales de la sanidad pública madrileña:


deseos de año nuevo
Paseo del Prado

Después de un intento de privatización de varios hospitales públicos de Madrid, todo el proceso está paralizado, pendiente de decisiones de los tribunales de justicia. Usuarios y profesionales deseamos y esperamos que no negocien con nuestra salud.


5. Deseo de los trabajadores españoles que están sufriendo las consecuencias de la crisis:



deseos de año nuevo
Paseo del Prado

Hasta ahora, las peores consecuencias de la crisis económica las están sufriendo los trabajadores, y no los que provocaron la crisis, los que especularon (consiguieron ganancias sin esfuerzo ni trabajo, haciendo inversiones interesadas) con la vivienda o con los productos financieros.


6. Deseo de la persona que tiene que hacer muchos trámites por teléfono:


Tienda Abracazum (Gran Vía)

Cada vez que tenemos que llamar a un servicio público o privado, nos toca esperar minutos escuchando música hasta que conseguimos hablar con una persona que nos atienda. Por eso es lógico que, si tienes que hacer muchas llamadas de este tipo, desees: "que el teleoperador no me ponga la musiquita".


7. Deseo de alguien que está enfadadísimo, con todo el mundo o con una parte, no lo sé:


deseos para el año nuevo
Calle Santa Águeda

Literalmente, "dar por culo" significa 'ser penetrado sexualmente por el ano (culo)'. La expresión "que (te/le/os/les) de/n por culo" o, simplemente, "que (te/le/os/les) de/n" se usa muy habitualmente para expresar desprecio y odio, o un deseo negativo para la persona de la que se habla o a la que se le dice directamente. Por supuesto, es un taco, y ya sabes que los españoles usan mucho este tipo de palabras (y si no lo sabías, lee Jo, cómo mola). Lo gracioso de esta pintada es que, como el deseo parece dirigido a mucha gente, establece incluso el orden en que esas personas deben recibir su castigo: por orden alfabético. Por supuesto, no comparto este deseo.


8. Deseo de una persona un poco avariciosa:


deseos de año nuevo
Fotografía de Iñaki Goitia

Los RRMM son los Reyes Magos (como los EEUU son los Estados Unidos, por ejemplo). Ya habrás oído que en España, la noche del 5 de enero se celebra la tradición de los tres Reyes Magos de Oriente, que recorren el mundo trayendo regalos para los niños (y también para los adultos). Es habitual que los niños escriban cartas que empiezan así: "Queridos Reyes Magos...", contándoles lo que desean como regalo. ¡Pero esta es la carta más corta a los Reyes Magos que he leído nunca!


Te dejo con un vídeo muy cortito en el que un niño nos cuenta qué ha pedido a los Reyes Magos, y se despide con un deseo para nosotros, también con "que + subjuntivo":






¿Y cuáles son tus deseos para el año 2014?

jueves, 19 de diciembre de 2013

Paz interior

Hace unos meses, en diferentes calles y plazas de Madrid aparecieron unos carteles que parecían oficiales pero no lo eran:



ministerio de la paz
Calle San Mateo

Otros ministerios nuevos que se crearon fueron: del Amor, de la Abundancia, de la Verdad, etc.

Es difícil que próximamente se cree ningún ministerio de estos en España, así que nos vamos a conformar con otro tipo de paz. Casi al final de este año terrible (en España, al menos) desde el punto de vista económico, ético y, en consecuencia, psico-sociológico, no se me ocurre nada mejor que desearte un poco de esto:


Fotografía de Iñaki Goitia

Sí, los parques y jardines son un lugar estupendo para ganar algo de paz interior. Pero lo que hay en el interior de este parque en realidad es un aparcamiento (que es lo que señala la P). Alguien sin coche y con muy buenos deseos añadió -az detrás de la P.

Pero como los deseos de cada uno pueden ser diferentes, te deseo lo que sea mejor para ti:


Puerta del Sol

¡Muy felices fiestas!


sábado, 14 de diciembre de 2013

Inocentes y agotados

Cuando alguien que no sabe mucho español pasa por delante de esta librería y lee este cartel, imagino que se quedará pensando: "¿Los libros están cansadísimos?" Porque ese es el significado de agotado/a, 'muy cansado/a'.



libros agotados
Calle Hortaleza


Pero usamos también esta palabra para hablar de productos que ya no se fabrican o que no están disponibles. Así que esta librería vende (o mejor dicho, vendía hasta hace poco tiempo, porque ha cerrado, como tantos comercios de Madrid) libros que no se pueden encontrar en librerías normales.


También el nombre de esta carnicería puede resultar confuso:




carnicería inocente
Pontenova (Lugo)


Inocente significa 'libre de culpa' o 'ingenuo, que cree todo lo que le dicen'. ¿Esta carnicería es inocente porque allí no se matan animales? No, es que el dueño de la carnicería se llama Inocente, que es un nombre -no muy frecuente actualmente- de hombre.


De estos ejemplos puedes concluir que: cuando lees algo en las calles que te parece absurdo, ilógico, probablemente alguna de las palabras tiene más de un significado o uso. ¡Investiga cuál es, no te quedes sin saberlo! Y si al final no lo entiendes, siempre puedes escribirme o mandarme una foto para que te ayude.



sábado, 7 de diciembre de 2013

No te cortes

Segundo paseo por los imperativos


Como te prometí la semana pasada, aquí estoy otra vez con más imperativos por las calles, hoy imperativos combinados con pronombres personales (me, te, le, se, etc.).

Para empezar, recuerda que la mayoría de las veces, cuando el verbo está en presente, pasado o futuro, estos pronombres se usan delante (antes, o a la izquierda de, como prefieras) del verbo. También cuando usamos un imperativo negativo. Por ejemplo:


imperativo negativo
Ávila




El pronombre te está, como es habitual, delante del verbo, cortes (sí, cortes, la segunda letra no es una Q, es el símbolo femenino, como la O de la palabra no es el símbolo masculino).

¿Qué significa este cartel? Como puedes ver arriba a la derecha, anuncia una boutique erótica, una tienda de productos relacionados con el sexo. Cortarse puede significar 'hacerse una herida con un cuchillo, una cuchilla', pero, en la lengua informal, también significa 'sentir vergüenza, no hacer o dejar de hacer algo por vergüenza'. Parece que a algunas personas les da vergüenza entrar en una tienda de este tipo.


Una importante excepción es el imperativo afirmativo. El pronombre personal (o los pronombres, puede haber dos) se usa detrás (o después, o a la derecha) del verbo, y se escribe junto con él, en una sola palabra. Aquí tienes algunos ejemplos, los dos primeros en la persona "tú" y el tercero en la persona "usted":


imperativo y pronombres personales
Calle de la Estrella

Muy graciosa la persona que puso esta pegatina en la pared. Parece que usó un pegamento muy fuerte, porque han intentado despegarla y no lo han conseguido.


imperativo con pronombres
Calle Federico Grases


Las personas veganas no toman ningún tipo de sustancia animal (ni carne, ni leche, ni queso, ni huevos, ni miel, etc.). En Madrid existen ya algunos restaurantes veganos, pero a la mayoría de los españoles les gusta demasiado el jamón, así que pienso que nunca será una opción mayoritaria. Hacerse significa 'convertirse'.


imperativo y pronombres
Estación de metro Tribunal


Este cartel está en todas las escaleras mecánicas del metro de Madrid. El verbo mantener, como procede de tener, también es irregular.


Cuando usamos los pronombres personales detrás (o después, o a la derecha) del verbo, se producen algunos cambios en la forma del verbo en dos personas: vosotros y nosotros. Vamos a verlo con imágenes:


imperativo y pronombres
Calle Fuencarral



La pancarta de este balcón pide a los políticos españoles que se bajen ellos mismos los sueldos, porque son los propios políticos los que deciden sus sueldos. Casi todos los españoles hemos perdido parte de nuestro sueldo en los últimos años; en cambio, las bajadas de sueldo de los políticos han sido simbólicas o inexistentes.


  • Cuando el imperativo en la persona vosotros es reflexivo, como en este caso bajarse, el imperativo pierde su -d final característica. El verbo es bajad, pero si es reflexivo decimos bajaos. Con otras personas, mantiene la -d: bajadme, bajadla, bajadnos, etc.

imperativo y pronombres
Calexón do Hospital (Lugo)

Me encanta esta pintada, que se puede entender de muchas formas. Yo la entiendo como una llamada colectiva a una locura sana, festiva, una invitación a hacer cosas no habituales. Pero a lo mejor me equivoco.
  • Cuando el imperativo en la persona nosotros es reflexivo, como en este caso volverse, el imperativo pierde la -s final. El verbo de la imagen de debajo es volvamos, pero si es reflexivo decimos volvámonos. Con otras personas, mantiene la -s: volvámosla, volvamoslos, etc.



Fíjate que en esta última pintada se usa la combinación volverse loco/a, mientras que en una pintada anterior hemos leído hacerse vegano/a. Los dos verbos se usan para hablar de cambios, de transformaciones, pero para hablar de los cambios en el carácter (antipático, silencioso, amable, etc.) , preferimos volverse; en cambio, para hablar de cambios en la ideología o el estilo de vida (vegetariano, socialista, budista, nudista, etc.) preferimos hacerse.


¡No te cortes! 
                    ¡Hazte vegano! 
                                          ¡Vuélvete loco! 
                                                                ¡Bájate el sueldo! 
                                                                                          ¡Despégame!


Me despido del imperativo y de ti con este conocido poema del español Gabriel Celaya:


Biografía


                           No cojas la cuchara con la mano izquierda.

                           No pongas los codos en la mesa.


                           Dobla bien la servilleta.


                           Eso, para empezar.




                           Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.


                           ¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?


                           Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.


                           Eso, para seguir.


                           ¿Le parece a usted correcto que un ingeniero haga versos?


                           La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.


                           Si sigues con esa chica, te cerraremos las puertas.


                           Eso, para vivir.


                           No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.


                           No bebas. No fumes. No tosas. No respires.


                           ¡Ay, sí, no respirar! Dar el no a todos los nos.


                           Y descansar: Morir.