lunes, 29 de julio de 2013

Consuela o con suela

Juegos de palabras

        
Callejeando por Madrid, puedes darte cuenta de que a los españoles les encanta jugar con las palabras. Y, claro, como en todas las lenguas, los juegos de palabras no son fáciles de entender para los hablantes no nativos. 

Fíjate en el nombre de esta zapatería:


zapateria consuela
Esquina de las calles San Onofre y Valverde


"Consuela" es una forma del verbo "consolar" (yo consuelo, tú consuelas, él/ella/usted consuela), que significa 'ayudar a alguien a hacer su pena o su tristeza más pequeña'. Podría entenderse que comprar unos zapatos nos consuela, nos sirve de consuelo (este es el sustantivo de la misma familia, "un/el consuelo"); es un significado un poco consumista, porque, efectivamente, mucha gente, cuando se siente mal, compra algo y así se consuela, se siente un poco mejor. Pero, si miras la foto otra vez, verás que están jugando con el tamaño de las letras, y que "con" y "suela" tienen tamaños distintos. Y la "suela" es la parte del zapato que está en contacto con el suelo (¡ojo!, tenemos entonces "el suelo" y "la suela"). Así que claro, allí venden zapatos con suela.

Cuando pasas por delante de esta otra tienda, puedes pensar que se han equivocado al hacer el rótulo, porque está repetida la sílaba "que":


la peluquequeria
Calle San Vicente Ferrer

Pero, fíjate, han escrito la primera "q" con mayúscula. Así juegan con el nombre del tipo de tienda, "la peluquería", pero también con su acortamiento habitual "pelu" (con frecuencia, en la lengua informal, decimos, por ejemplo, "voy a la pelu", sobre todo las mujeres) y con la frase "¿Qué quería?", que es una pregunta habitual y amable que hacen a los clientes en las tiendas pequeñas. 

Si quieres leer más sobre nombres curiosos de tiendas, te recomiendo estas entradas:



En las calles hay muchos otros lugares donde puedes encontrar juegos de palabras. Por ejemplo, en la camiseta de este manifestante:


amar a mar
Calle Alcalá

"Amar" y "a mar" suenan igual, y "mar" es también un nombre de mujer. Así que está dando las gracias a todas las personas que quieren a Mar (una mujer), porque si hablara del mar tendría que decir "amar el mar" o "amar al mar".


Y por si no te has fijado, en la dirección de este blog también tienes un pequeño juego de palabras. "Palabras por Madrid" puede entenderse de dos formas, 'palabras que te encuentras paseando por Madrid' y 'palabras a favor o en defensa de Madrid' (para ver más ejemplos de este uso de la preposición "por", puedes leer la entrada Por la huelga general).

¡Hasta pronto!

martes, 23 de julio de 2013

Un siglo de siglas

Grupos de consonantes 


Mis alumnos me enseñaron un truco para recordar qué consonantes en español podían ser dobles, es decir, escribirse dos veces seguidas: son solamente las cuatro consonantes que están en el nombre "Carolina".


  • La -c-: acción, reacción.
  • La -r-: tarro, perro.
  • La -l-: llover, bello.
  • La -n-: innumerable, innato.

Las demás consonantes nunca se escriben dos veces, así que no tenemos en español grupos como estos, que sí hay en otros idiomas: ss, pp, tt, mm, etc.


Pero hay una excepción, y son esas palabras que se llaman "siglas". Son nombres propios (de organizaciones, instituciones, etc.) que se suelen formar con las primeras letras de cada palabra del nombre de la organización, aunque a veces se añaden otras letras para que la palabra se pueda pronunciar. Por ejemplo:


  • Unión General de Trabajadores: UGT (un sindicato).
  • Educación Secundaria Obligatoria: ESO (una etapa del sistema educativo).
  • Organización de las Naciones Unidas: ONU (una organización internacional).

En las siglas a veces aparecen combinaciones o posiciones de letras que no son posibles en las palabras "normales". Algunos ejemplos:

  • Partido Popular: PP (el partido político que gobierna ahora en España).
  • Asociación Nacional de Profesores Estatales: ANPE (en una palabra normal, tendríamos que escribir M antes de P).
  • Ministerio de Administraciones Públicas: MAP (las palabras del español no terminan en -P).
   

Quizá ahora puedas entender mejor el cartel de esta foto:


Calle Carretas

Corrupto/a es un adjetivo, también usado como sustantivo, que cuando se dice de personas, significa 'que se deja comprar o sobornar a cambio de dinero'. Como ves, en la foto hay un sobre con muchos euros. Este cartel está animando a los ciudadanos de Madrid a manifestarse contra la supuesta corrupción dentro del PP (Partido Popular). Un antiguo miembro del PP, y tesorero (o sea, la persona que se ocupa del dinero, más o menos lo mismo que "gerente") de ese partido durante muchos años, ha dicho que muchas veces dio dinero en sobres a personas del partido, incluido el actual presidente del Gobierno. Puedes leer también sobre este tema en Recórtate lo tuyo.

Otros carteles de las calles donde aparecen siglas:


Manifestación en defensa de los trabajadores públicos (calle Alcalá)

Es la misma sigla, PP (Partido Popular), y la persona que hizo esta pancarta juega con las palabras y le da a la sigla un segundo significado: "pido perdón". 


Calle San Bernardo

La sigla PPSOE no existe, es una unión de PP (Partido Popular) y PSOE (Partido Socialista Obrero Español, actualmente el segundo partido más votado en España, y el que gobernaba hasta hace año y medio). ¿Qué quiere decir esta pegatina? Que PP (partido conservador o de derechas) y PSOE (partido progresista o de izquierdas) hacen políticas muy parecidas, y que hacen falta nuevos partidos con nuevas políticas.  

Entender las siglas más usadas es muy importante si quieres, por ejemplo, comprender las noticias de los periódicos, donde se usan mucho. Si estás leyendo una noticia y hay una que no entiendes, seguramente la encontrarás en esta lista de la Wikilengua, donde especifican cuáles de esas siglas se usan en España.

¡Hasta pronto! Se despide de ti AECM (Aprende Español Callejeando por Madrid).

miércoles, 17 de julio de 2013

Rompemos la baraja

¿Monarquía o república?


La mayoría de los mensajes que se encuentran actualmente en las calles de Madrid prefieren la segunda opción. 

Por ejemplo, en este cartel se expresa claramente esa preferencia:


o jugamos todos o rompemos la baraja
Calle Fuencarral

La expresión "o jugamos todos o rompemos (se rompe) la baraja" se usa para amenazar con romper un pacto (explícito, o sea, acordado con palabras dichas o escritas, o implícito, sin palabras pero conocido por todos) porque otra u otras personas han incumplido las condiciones.

En este cartel, quiere decir que el rey y su familia han hecho cosas que no cumplen el "trato", el pacto que tienen con los españoles, y por eso proponen que los españoles "rompan la baraja", es decir, que se acabe la monarquía y llegue una república. Este significado viene acompañado de dos imágenes: la del rey de la baraja española, y el fondo, con los tres colores de la bandera de la República (puedes leer sobre este tema en No hay dos sin tres).



La bandera llamada "tricolor" (de tres colores) está últimamente en todas partes. Hace pocos días, durante la manifestación del Día del Orgullo de Madrid, tomé esta foto:


bandera LGBT y republicana
Paseo del Prado

En este balcón se ven, a la izquierda, la bandera llamada "LGBT" (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), con los colores del arco iris, y a la derecha, la bandera republicana.

Más mensajes madrileños contra la monarquía, esta vez de artistas urbanos:


hubo una vez un gran rey
Calle Marqués de Santa Ana

El tiempo del pasado "hubo" (pretérito indefinido) marca claramente el final de la acción. Puede referirse a un rey del pasado, o puede referirse al tiempo en que Juan Carlos I, el actual rey de España, era considerado un buen rey. Ahora para mucha gente no lo es.


Calle del Pez

Seven, el autor de este cartel, se burla de lo que pasó en abril de 2012, cuando Juan Carlos I, que estaba cazando elefantes en Botswana, se cayó y tuvo que operarse. Cuando en España se conoció la noticia, se criticó mucho al rey por dedicarse a esa actividad mientras el país pasaba por un momento económico muy malo.

Y por último, otro artista callejero ataca a la monarquía acusándola de no trabajar (tema del que también te hablé ya en No da golpe):


Calle Santa Bárbara
         
Según este cartel, trabajar es propio de las personas pobres, o sea, solamente los pobres trabajan. La palabra "se" debería estar escrita con acento, "sé", porque es el imperativo (la forma "tú") del verbo "ser". Nos aconseja ser buenos reyes para no tener que trabajar.

Pues ya sabes que tienes que hacer si no quieres trabajar. ¡Hasta pronto!

Palabra de San Wich

Ver la paja en el ojo ajeno 



No hace mucho, en la entrada Pregunte al chino, me quejaba de lo mal escritos que están los carteles de los escaparates de algunos establecimientos de ciudadanos chinos en Madrid. Mis amigas de ¡Ostras, qué perlas! recogieron algunas de mis fotos en su álbum Perlas amarillas, donde puedes ver muchos más ejemplos. Como soy curiosa y suelo leer todos los comentarios, al final del álbum encontré uno de una señorita de Ávila (Castilla-León) que decía: "Con las faltas que ponen deberíamos enviarlos a su país de inmediato". 

Además de que me parece un comentario brutal, falto de humanidad y totalmente desproporcionado, me pregunto y te pregunto: ¿Escriben bien los españoles las palabras de otros idiomas?  

Empecemos por un clásico, una palabra del inglés: ¿la reconoces?



Plaza de la Corredera (Córdoba)

Esta persona necesita sentir algo en el estómago; su duda está en cómo conseguirlo, y para eso tiene dos posibilidades: o enamorarse (cuando nos enamoramos, sentimos "mariposas" en el estómago) o hacerse un sándwich. Hace muchísimos años que en España usamos la palabra sandwich, y además distinguimos entre el bocadillo tradicional (con pan de barra) y el sándwich (con pan de molde). El Diccionario de la Academia de la Lengua incluyó la palabra ¡en 1927!, pero todavía muchos no han aprendido a escribirla bien. Aunque no tengo fotos, a lo largo de mi vida he visto esta palabra escrita de muchos modos diferentes: sanwich, sanwidch, sandwic, sandwis o, como en esta pintada, sandwix

Otra cosa es lo que hacen en este establecimiento; parece un error pero no lo es:


sandwich
Calle Hortaleza

"Palabra de" es una fórmula que se usa para prometer. O sea, que un santo, San Wich, nos está prometiendo que este local abrirá dentro de poco tiempo. Pero están haciendo un juego de palabras con San Wich y sandwich, como podemos ver en esta otra imagen:


sandwich
Calle Espíritu Santo

Aquí podemos ver que "San Wich" es el nombre del lugar, pero saben escribir sandwich; no se trata de un error, sino de algo intencionado. Esa relación con temas religiosos (usan el nombre de un santo) se mantiene en la frase humorística de debajo: "un buen sandwich es justo y necesario", donde la parte de la frase "es justo y necesario" está tomada de una oración que se dice en la misa católica (En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno). ¿Por qué digo que la frase de la foto es humorística? Porque usa una frase muy seria y muy solemne para hablar de la necesidad de tomar un buen sandwich (o sándwich).


Volvamos a los extranjerismos (palabras tomadas de otros idiomas) mal escritos. Seguimos con el inglés:



catering
Calle Francos Rodríguez

Además de que faltan todos los acentos (churrerías, chocolaterías, móviles), vemos escrito cattering en lugar de catering (la Academia de la Lengua recomienda adaptarlo y escribir cáterin, pero yo no he visto nunca escrita esta opción).


Estos errores no ocurren solamente cuando se usan palabras del inglés en el español; también cuando todo está escrito en inglés:



Puerta de la Iglesia de los Jerónimos

 ¡Se les ha escapado un de en lugar de un the que habrá dejado pensativo a algún turista! 

Y un último ejemplo:



vermú o vermut
Calle Postas


No sé si has tomado alguna vez un vermú o vermut (las dos formas correctas de escribirlo en español). En España es una bebida muy típica para el aperitivo, que se toma antes de la comida principal del día (la comida que se hace entre las 14'00 y las 16'00), y que consiste en una bebida -vermú, cerveza, copa de vino o refresco- y una pequeña cantidad de comida -unas aceitunas, unos trocitos de jamón, etc.-. Pero también se bebe en muchos otros países de Europa. De hecho, la palabra viene del francés vermout o vermouth, que procede del alemán wermut. Bueno, pues en el bar de la foto está mal escrito en todos los idiomas: en español, en francés y en alemán.

En fin, señorita de Ávila, ¡deja de mirar la paja en el ojo ajeno y mira la viga en el propio! Esta es una frase que viene de la Biblia y se usa frecuentemente para recomendar a una persona que no se fije tanto en los pequeños defectos (cualidades negativas) de las otras personas, porque probablemente ella tiene defectos peores. 

Porque los españoles, está visto, escribimos tan mal o tan bien (según los casos) como los chinos.

¡Hasta pronto!



lunes, 8 de julio de 2013

Estate al loro

Otra de loros

          
No sé por qué, en España usamos bastantes expresiones relacionadas con los loros. Y no sé por qué, porque en este país casi no hay loros. En una entrada anterior ya te hablé de la expresión el chocolate del loro. Hoy voy a hablarte de la que aparece en esta foto tomada en el metro de Madrid:


estar al loro
Metro de Madrid

Si buscas "estate" en el diccionario, no lo encontrarás. Es el imperativo de la persona "tú" del verbo estar. En teoría, el imperativo en la forma "tú" es está. En la realidad, nunca usamos está, porque le añadimos "te", le damos forma reflexiva, y lo convertimos en estate, lo que tienes en la foto. Y así decimos, por ejemplo:


No te pongas nervioso; estate seguro de que vamos a llegar a tiempo
Estate atento a las curvas, por favor. No me gusta que me mires mientras conduces
Estate tranquila, que no va a pasar nada 


Sin embargo, cuando usamos las mismas expresiones en cualquier otro tiempo y persona, no necesitamos usar un pronombre reflexivo (me, te, se, nos, os, se):


Estoy segura de que vamos a llegar a tiempo
No estaba atento a las curvas
Estuvo muy tranquilo durante toda la tarde


¿Por qué hacemos esto con la forma estate? Quizá porque si decimos solamente está podría entenderse de otra manera; y la persona que nos escucha no sabría si eso es un imperativo o una forma de presente de tercera persona (él/ella/usted). Por ejemplo, en el anuncio de la foto, si dijéramos "está" podríamos pensar que habla del loro, no que nos está hablando a nosotros, los que lo leemos. 

Bueno, y ahora... ¿qué significa estar al loro? 'Estar atento, alerta o bien informado'. Parece ser que la expresión tiene su origen en las cárceles, donde antiguamente los presos llamaban loro a la radio. Así que en el anuncio nos avisan de que próximamente va a haber nuevas ofertas o nuevos artículos, y que es bueno que estemos atentos.

Esta expresión estuvo muy de moda hace ya bastantes años; hoy ya no está de moda, pero sigue usándose como una expresión más. Fíjate en este otro ejemplo:


al loro con el
Calle Duque de Alba

En el lugar donde saqué esta foto es frecuente ver vagabundos (personas que duermen en la calle, y que desafortunadamente, cada vez son más; puedes entender por qué si lees Bancos al banquillo y Sí se puede). El Lobo debe de ser un poco peligroso, porque la pintada nos dice que tenemos que estar alerta. Muchas veces usamos la expresión así, para indicarle a  alguien que tiene que estar alerta o atento, simplemente diciendo: "¡Al loro (con...)!"

Más loros en España: 

- "Ser un loro": 'persona que habla mucho o una persona que repite las cosas sin entenderlas' o 'persona muy fea (se usa sobre todo para mujeres)'.

- El refrán "Loro viejo no aprende a hablar": quiere decir que las personas, con la edad, van perdiendo su capacidad de aprender. Refrán con el que estoy en total desacuerdo.

Bueno, pues ya sabes, estate al loro y no te pierdas la próxima entrada de este blog. ¡Hasta pronto!


miércoles, 3 de julio de 2013

Olvídate del perro

Olvidos y recuerdos


En la entrada de muchas casas, especialmente casas de campo, es frecuente ver carteles de este tipo que nos avisan de que dentro hay un perro que nos puede atacar:




En cambio, en un escaparate de una tienda de Malasaña tienen este felpudo (alfombrilla para limpiarse los zapatos antes de entrar en una casa), donde avisan de que dentro hay un niño que también nos podría atacar:



olvidar olvidarse
Corredera de San Pablo


Seguro que más de una vez te has preguntado: ¿cómo se dice: olvidar u olvidarse? Pues tenemos tres maneras (casi cuatro, luego verás por qué digo esto) de usar este verbo. Te pongo también tres canciones que tienen ejemplos de cada uso:

- Olvidar (algo o a alguien): "Es mejor olvidar lo que ha pasado". El sujeto es la persona que olvida. Este uso es el más formal de los tres.

"No puedo olvidar tus besos mojados", dicen varias veces Wisin y Yandel en su canción Besos mojados:





- Olvidarse (de) (algo o a alguien): "No te olvides de traerme el libro que te presté". El sujeto es la persona que olvida. Se usa como verbo reflexivo (con los pronombres me, te, se, nos, os, se) y con la preposición "de". Si el significado es 'dejar algo en un sitio por despiste', solemos usar también "olvidarse" sin la preposición "de": "Me olvidé el libro en la peluquería".

Olvídate de mí se titula esta canción de Iguana Mango:





- Olvidársele (algo): "Lo siento, al final se me ha olvidado traerte el libro". El sujeto es la cosa o acción olvidada. Se usa el pronombre "se" y los pronombres "me, te, le, nos, os, les" (que se refieren a la persona que olvida), como en la expresión se te ve el plumero (en esta entrada puedes encontrar más ejemplos de uso de esta construcción). Esta es la forma que preferimos cuando queremos expresar que el olvido es totalmente involuntario, sin intención.

Se me olvidó otra vez es el nombre de esta canción de Maná:






Y ya que hablamos de olvidos, hablemos también de recuerdos. En este caso, para hablar de 'tener presente en la memoria' o 'traer a la memoria', podemos usar dos verbos que se parecen mucho:

- Recordar (algo o a alguien): "No recuerdo cómo se llama su marido". Es la opción más formal (pero no muy formal). Un ejemplo es este consejo en el escaparate de una clínica dental:


recordar o acordarse
Calle Lope de Haro

- Acordarse de (algo o alguien): "¿Te has acordado de mí durante las vacaciones?". Con este significado, este verbo se usa en forma reflexiva (con los pronombres me, te, se, nos, os, se) y con la preposición "de".


recordar o acordarse
Plaza del Canal de Isabel II

En los dos ejemplos, recordar y acordarse de podrían intercambiarse, y así, podríamos decir "Acuérdate de cepillarte..." y "Recuerdas los cumpleaños..."

Pero el verbo recordar tiene más usos que el verbo acordarse de:

- Cuando queremos expresar el significado 'ayudar a alguien a recordar algo', usamos solamente recordar: "Recuérdame que coja el teléfono, por favor, que siempre se me olvida".

- Solamente recordar tiene el significado de 'parecerse a algo o sugerir algo que está relacionado': "Este paisaje me recuerda al de mi pueblo" ('este paisaje es parecido al paisaje de mi pueblo, y por eso me hace recordarlo'), "Los cuadros de Juan recuerdan mucho a Van Gogh, ¿verdad?" ('los cuadros de Juan tienen algo que hace que los relacionemos con Van Gogh').

Este esquema puede ayudarte a recordar todo:



recordar olvidar




Y así, recordando y olvidando, hemos llegado a la entrada número 100 de este blog. Y ahora, la pregunta es: ¿Cuánto recuerdas tú? (Si no te acuerdas del significado de alguna expresión, debajo de cada foto tienes la fecha de la entrada -el post- donde la expliqué).





¡No te olvides de mí! ¡Recuerda que estaré aquí dentro de pocos días con más "palabras por Madrid"! Ya ha llegado el verano y trabajaré un poco menos, pero al menos una vez al semana, me acordaré de ti.