viernes, 28 de junio de 2013

Una hace lo que puede

Cuando paseábamos un domingo por Malasaña -como ya sabes, uno de mis barrios favoritos de Madrid-, mi marido me señaló este mensaje escrito en una farola:


la persona que uno es
Plaza de San Ildefonso

La palabra uno se usa con mucha frecuencia en español para expresar impersonalidad, con el mismo sentido que la palabra se (puedes leer más sobre el se impersonal y la tercera persona del plural de los verbos con sentido impersonal en Sí, se puede). Habla de la gente en general, incluyendo al que está hablando, así que esta frase dice más o menos "Si pensamos en la persona que podemos ser, desaprovechamos la persona que somos", y esta frase es aplicable a todas las personas. Este uso de la palabra uno es más común en la lengua informal.

En la época en que saqué la foto llevaba ya unos meses trabajando en este blog, intentando hacerlo cada día mejor y aprendiendo a hacer muchas cosas nuevas para mí. También por esas fechas vi a mi antigua alumna Anna Berto, que cada vez que viene a España se acuerda de mí; mientras tomábamos una caña, me comentó varias veces lo mucho que le gustaba el blog y me insistió en que tenía que presentarlo a algún concurso. La frase de la farola y la sinceridad de Anna me animaron a participar en el II Concurso de Blogs de Promoción del Español y la Cultura en Español, organizado por el Instituto Cervantes, la Universidad de Alcalá de Henares, la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, Google, Madrid Network y la Fundación del Español Urgente.

Mi objetivo era dar a conocer un poco más este blog, que hasta el momento visitaban sobre todo mis alumnos y mis amigos. ¡Y aquí llega lo mejor: el miércoles pasado, día 26, me dieron el premio, dentro de la categoría "Mejor blog de enseñanza del español"!

La entrega de premios se celebró en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, la misma sala en la que todos los años se entregan los Premios Cervantes, los más importantes de toda la literatura escrita en español. ¡Todo un honor! Esta es la preciosa sala:




En la mesa principal está sentado el jurado ('las personas que deciden quién gana'). Justo enfrente, a la derecha, estaba sentada yo:




Los finalistas (personas que llegan a la parte final de un concurso) parecíamos sentados en el banquillo, esperando si nos declaraban inocentes o culpables (Bancos al banquillo). O al menos así me sentí yo durante un rato. Las personas que formaban el jurado, y también el rector ('el director') de la Universidad de Alcalá de Henares, representantes de Google y de Madrid Network dijeron unas palabras, y, ¡pum!, la secretaria del jurado leyó los nombres de los ganadores. Y allá que voy corriendo por mi premio:




Me regalaron una tableta, un libro y un curso, pero sobre todo me regalaron alegría, satisfacción, vida. Luego tuve que hablar unos minutos:




Y cuando se dieron todos los premios (había otros dos: al Mejor Blog Joven, para Bitácoras de viaje, de Uruguay, y al Mejor Blog de Difusión de la Cultura, para Una hoguera para que arda Goya, de Colombia; además, se dio otro premio al blog más votado en Internet, y dos menciones de honor), llegó el momento de las fotos.

Con el jurado, las autoridades de la universidad y otros ganadores (o sus representantes):




Con varios de los amigos que vinieron a acompañarme y con la secretaria del jurado:




Y aquí, cuando todo acabó, sonriente, relajada y feliz:




Y todo esto gracias a ti, mi lector, suscriptor, seguidor... 

Termino hoy con otra foto donde aparece ese uno que te expliqué al principio, y que muchas veces usamos para escondernos detrás de él y hablar de nosotros mismos, o sea, del yo, como hace este artista urbano:



uno hace lo que puede
Barrio del Carmen (Valencia)


Lo que significa en realidad es "Hago lo que puedo", pero muchas veces en la lengua informal usamos la palabra uno para presentar como más general algo que realmente habla solamente del yo. Con este sentido, si la persona que habla es una mujer, es frecuente usar la forma una.

CONCLUSIÓN: Una hace lo que puede, y parece que no está mal. ¡Gracias de nuevo y hasta pronto!


miércoles, 26 de junio de 2013

Recórtate lo tuyo

El neutro, un recurso gramatical muy eficaz

      
En la entrada Lo artesano: dulces del Día de Todos los Santos te hablé ya de las dos principales funciones del género neutro (el género de palabras como esto, eso, aquello, lo, todo). Hoy voy a centrarme en ejemplos de uso del género neutro con palabras posesivas: lo mío/tuyo/suyo/nuestro/vuestro.

Muchas veces, usamos el neutro para esconder o no nombrar algo, por muchas posibles razones. Veamos ejemplos:


que hay de lo mio
Calle Génova

Esta pancarta la llevaba un manifestante en una concentración de protesta cerca del edificio principal del Partido Popular (el partido que actualmente gobierna en España). La protesta era por las noticias de supuesta corrupción y cobros irregulares de dinero por parte de muchos miembros del partido.

La frase ¿Qué hay de lo mío? literalmente significa '¿Cómo va mi asunto?', '¿Hay alguna novedad sobre mi asunto?'.

El uso del neutro lo mío puede deberse a la economía del lenguaje, o sea, se usa para no tener que nombrar algo mucho más largo, o puede deberse a la intención de no nombrar algo (por discreción, porque se trata de un asunto personal o desagradable, porque es algo secreto, etc.). De esta última finalidad viene el uso frecuente de esta frase por parte de las personas que preguntan a otra por asuntos que son de su interés y no son legales; por ejemplo, quieres "enchufar" a alguien en un trabajo (conseguirle un trabajo simplemente a través de relaciones personales), cobrar una comisión ilegal, etc. Y por eso esta frase se ha convertido en un símbolo de la corrupción.

El manifestante, con esta pancarta, está reclamando su parte en el reparto de dinero que, según parece, se ha producido durante varios años dentro del Partido Popular.
   
Pasemos a otro ejemplo:


rajoy capullo
Hospital Clínico

Antes de explicarte el significado de esta frase, voy a corregirla un poco: ¡Rajoy, capullo, recórtate lo tuyo!, con comas y con acento.

Rajoy es el primer apellido del presidente del gobierno actual. Capullo significa 'flor que todavía no se ha abierto', pero, en la lengua coloquial, es un insulto que puede tener dos significados: 'ingenuo, tonto, con poca experiencia' o 'alguien que nos causa daño, que nos hace faenas'. El verbo recortar se refiere aquí a la acción de eliminar servicios sociales, bajar los sueldos, obligar a pagar por servicios públicos, etc. (si quieres saber más sobre los significados de este verbo, puedes leer la entrada Escoge tu recorte). Pero este verbo está usado en la pancarta de forma reflexiva, recórtate, es decir, 'recorta a ti mismo'. ¿Y qué es lo que quieren que se recorte a sí mismo el presidente del gobierno? Como decimos en España, piensa mal y acertarás.

Lo tuyo tiene aquí un doble efecto cómico: por un lado, consigue la rima (capullo y tuyo riman totalmente para la mayoría de los españoles, que pronunciamos igual -ll- y -y- cuando la -y- es consonante); por otro lado, el género neutro es muy usado para no utilizar palabras que son tabú, como por ejemplo todas las que se refieren a los órganos sexuales. No sé exactamente qué parte del cuerpo quieren que Mariano Rajoy se recorte, pero estoy segura de que está entre su cintura y sus piernas.

En fin, te dejo ya y sigo con lo mío (que significa algo mucho más inocente: mis cosas, mis asuntos, como por ejemplo este blog). ¡Hasta pronto!


sábado, 22 de junio de 2013

No están todas las que son

Palabras y diccionarios


Hace pocos días, caminando por Malasaña con mi amiga Camino (qué bonito en todos los sentidos: caminar con Camino), pasamos por delante de esta tienda:


un lugar para crear
Calle Marqués de Santa Ana

Suena muy bien: podemos crear cosas, hacerlas, deshacerlas y volver a hacerlas. Es una tienda-taller de manualidades: venden artículos y organizan cursos donde enseñan cómo hacer muebles con materiales reciclados, diseño de joyas, costura, etc. El nombre de la tienda es este:


palabras en desuso
Calle Marqués de Santa Ana

A mí esta palabra no me decía nada, no la conocía, pero Camino, que es de León, sí la usa.

Al volver a casa, busqué la palabra en el Diccionario de la Real Academia pero no estaba. Así que me fui a la Reserva de Palabras, un espacio virtual creado por la Escuela de Escritores de Madrid y la Escola d'Escriptura del Ateneo de Barcelona, donde hace unos años recogieron palabras que no se usan mucho (y que, desgraciadamente, ha desaparecido; esto lo escribo dos años después, revisando esta entrada). En este espacio pedían a la gente que apadrinara las palabras, explicando por qué quieren que estas palabras se conserven y se difundan. Apadrinar, que viene de padrino (en España, y dentro de la tradición cristiana, 'hombre que acompaña a un niño en su bautismo', normalmente junto con una mujer, la madrina), normalmente significa 'dar ayuda económica para que una persona o un proyecto salga adelante'; por ejemplo, muchas ONG, en busca de recursos, ofrecen la posibilidad de apadrinar a un niño, lo que implica pagar un dinero para que ese niño pueda mejorar su situación y, a cambio, recibir noticias de cómo se desarrolla su vida. En el caso de hoy, apadrinar palabras, no había ningún apoyo económico, simplemente se pedía que la gente escribiera explicando por qué le gustaban esa palabras, para contribuir a su permanencia y su difusión.

Y estos son los padrinos de la palabra estaribel:


ESTARIBEL

Roberto del Pozo Martínez (España)
Sus razones son: Una bonita palabra que nadie usa.

Javier López Iniesta (España)
Sus razones son: Me recuerda a mi infancia. Mis abuelos siempre me decían que dejara las cosas sobre el estaribel. Era una especie de cómoda o mesa con cajones en donde todo se recogía.. (porque todo tenía valor)

antonio bureu ramos (españa)
Sus razones son: la utilizaba la abuela de mi mujer para designar un entramado de cosas amontonadas. Es una palabra muy bonita y sonora.No sé si está recogida en el diccionario, pero seguro que en algun momento ha existido en nuestro idioma

Ángel Esteban Monje (España)
Sus razones son: Suelo utilizarla para decir que alguien ha montado un tinglado, o cuando tienes que montar algo como una estantería o algo que debe ser ensamblado. Luego, esto deriva a expresiones de carácter metonímico como \"ya montó el estaribel\" en el sentido de que alguien colocó una serie de objetos armados o de cachivaches ordenados de cierta manera a su gusto. 

Enrique Blanco (España)
Sus razones son: Su eufonía.


Como puedes ver, hay sobre todo dos razones: el sonido de la palabra (estaribel suena muy bonita para los españoles) y su uso por parte de familiares y otras personas queridas.

Esta entrada de hoy no es para que aprendas la palabra estaribel, sino para que seas consciente de que no todas las palabras que existen están en los diccionarios. Hay palabras de uso muy local, hay palabras que se han pasado de moda pero algunas personas siguen usando, hay palabras muy nuevas que todavía no aparecen, etc.

Otro ejemplo. En la tienda Licores Viana tienen este cartel en el escaparate:


no seas sieso
Calle Marqués de Viana

Muy probablemente, no conoces la palabra sieso. Si buscas en el Diccionario de la Real Academia, encontrarás esta explicación: 'Ano con la porción inferior del intestino recto'. Una palabra de uso médico. Pero esto no tiene sentido en este cartel. En Reserva de palabras encontramos también "padrinos" de la palabra sieso con otro significado:

SIESO

luis camacho (españa)
Sus razones son: una palabra de la infancia, mi madre no se cansaba de llamarnos así a mi y a mis hermanos cuando nos quería llamar antipáticos, desagradables. 

ESPERANZA RODRIGUEZ SUERO (España)
Sus razones son: SOY EXTREMEÑA, Y ES UN ADJETIVO QUE ALLÍ SE USA CON ASIDUIDAD Y CON SIMPATÍA. EN OTRAS COMUNIDADES DESCONOCEN EL TÉRMINO, ME GUSTARÍA QUE SE DIFUNDIERA, ES CONTUNDENTE Y COMPLETA EN SU DEFINICIÓN Y USO. DEFINICIÓN: adj. col. [Persona] desabrida,arisca y poco amable: ¡hija,no seas sieso y vente con nosotros! SALUDOS


Este significado ya sí nos da el sentido del cartel. Los dueños de la tienda les piden a sus clientes que entren sonriendo, que sean amables, simpáticos, etc.

La conclusión de hoy es que el diccionario (manual o virtual) es una buena herramienta, pero no lo es todo. Así que, cuando oigas o leas una palabra y no la encuentres en tu diccionario -o cuando la encuentres, pero ese significado no tiene sentido en el contexto-, haz una búsqueda en Internet. Probablemente encontrarás algún buen ejemplo. 

¡Hasta pronto!

martes, 18 de junio de 2013

Conjuro contra gorrones



En la entrada Se te ve el plumero (3): pagar a escote te hablé sobre las diferentes formas de pagar en bares y restaurantes que son habituales en España: por rondas, a escote, con un bote, etc. Hoy dedico esta entrada a los tacaños, o sea, a las personas que intentan gastar lo menos posible. Y concretamente, a los gorrones (singular gorrón o gorrona), que son los que consumen en los bares, discotecas, restaurantes, etc. intentando que sus acompañantes paguen.

¿Y qué hacen los gorrones para intentar no pagar cuando van con otras personas? Pues parece que hay un truco que usan con frecuencia:


te pierdes en el baño a la hora de pagar
Calle Infantas

Esta tarjeta está en el escaparate de la tienda Natura Se te ve el plumero (en esta entrada puedes recordar qué significa esta expresión). Uno de los significados de perderse, cuando hablamos de una persona, es 'desorientarse, no poder encontrar el camino correcto, no saber dónde se está'. Así que hay personas que a la hora de pagar (cuando llega el momento de pagar), se van al baño del local y se pierden (o sea, tardan tanto que parece que no encuentran el camino de vuelta). Tardan tanto que, cuando finalmente vuelven, los demás ya han pagado la cuenta.

¿Qué podemos hacer para evitar que los gorrones consigan su objetivo? Abracazum, una tienda que abrió hace poco en Madrid, nos propone usar un conjuro contra ellos. Un conjuro son unas palabras mágicas que, cuando se dicen en voz alta, consiguen un objetivo (como, por ejemplo, la famosa palabra abracadabra). En esta tienda puedes encontrar conjuros para conseguir muchas cosas, y para que el conjuro funcione, hay una fórmula con ingredientes mágicos (que en realidad son chucherías, las golosinas que toman los niños, pero con formas diferentes) que debes coger y meter en el bote con la etiqueta de tu conjuro. Así son los botes mágicos de Abracazum:


conjuros
Gran Vía

Los conjuros de esta tienda son muy divertidos y los nombres de las diferentes chucherías también. Uno de sus conjuros es para librarnos de los gorrones:


conjuro contra tacaños
Abracazum-Gran Vía


Arriba tienes la lista de los ingredientes y debajo el conjuro. Un/a rata y un/a agarrado/a son palabras que, en la lengua informal, pueden significar lo mismo que tacaño/a. Otras palabras con este significado, y también informales, son roñoso/a y pesetero/a (que viene de la antigua moneda española, la peseta). La palabra rata viene, claro, del animal; no sé por qué se ha elegido a este animal, pero sí quiero que te fijes en la gramática: un rata si es un hombre y una rata si es una mujer (algo parecido a cuando decimos que un hombre es un gallina 'un cobarde'). 

En los conjuros siempre se expresa el deseo que queremos cumplir, y en este caso el deseo es "que cuando haya que pedir la cuenta, el baño esté ocupado" (con la forma que + subjuntivo, de la que te hablé en Que se oiga la voz de las calles). Así que, tomando estas chuches (chucherías) y diciendo en voz alta esta frase, conseguiremos que, cuando el gorrón (o gorrona) se vaya al baño porque llega el momento de pedir la cuenta, el baño esté ocupado y tenga que volver a la mesa o a la barra.

Los conjuros clásicos tenían rima y este también. Fíjate:


Eres un rata, un agarrado,
que cuando haya que pedir la cuenta,
el baño esté ocupado.

Pues ya sabes qué tienes que hacer si tienes un amigo gorrón. ¡Hasta pronto!

sábado, 15 de junio de 2013

La exclusividad del arte

Arte, una palabra única

       
Ruina es un "artista urbano" que "decora" muchas calles de Malasaña y de otros barrios, sobre todo sus puertas. En esta ocasión, nos da un dato biográfico:


estudié Bellas Artes
Calle Santa Bárbara

Los estudios de Bellas Artes están dedicados principalmente a las artes visuales: pintura, dibujo, escultura, y, más recientemente, fotografía y vídeo. Fíjate que la palabra arte es femenina, por eso el adjetivo (bellas) va en femenino. Por eso decimos "las artes marciales" (judo, karate, etc.), "artes plásticas", etc.

La palabra arte aparece también en esta otra fotografía que me envió Iñaki Goitia:


el arte de hacer trajes de emperador
Calle Minas

Una sastrería es un lugar donde se hacen a medida trajes de hombre clásicos. Y en esta, ¡qué maravilla!, tienen el arte de hacer trajes dignos de un emperador. Aquí la palabra arte no se refiere a las Bellas Artes, sino que significa 'habilidad, virtud para hacer algo'. Pero fíjate, en el cartel pone el arte, con el artículo el, masculino. Y decimos también "arte abstracto, figurativo, clásico" o "el séptimo arte" (el cine). Así que esta palabra es única, diferente de todas las demás, porque, cuando está en singular, se suele usar el masculino, y cuando la usamos en plural, tiene forma femenina.

Y ahora te voy a contar una curiosidad sobre esta sastrería: que no es una sastrería de verdad, ni siquiera es una tienda abierta al público. Forma parte de un proyecto del artista Julio Falagán que comenzó en 2009: usar la fachada de tiendas cerradas para crear nuevas tiendas (no reales) relacionadas de alguna manera con el arte y la publicidad. Esas empresas ficticias, que están por toda España, son de todo tipo: numismáticas, librerías, tintorerías, papelerías, etc. Aunque Falagán comenzó su proyecto como una reflexión sobre la vida precaria de los artistas, tres años después, cuando cada día cierran cientos de pequeñas tiendas en España, podemos leerlo como una reivindicación del pequeño comercio y la vida de barrio.

En cuanto a la palabra arte, ¡no te preocupes, no hay más palabras como esta en español! Ya es bastante complicado aprender el género de las palabras; si además cambiaran con el singular y el plural, sería una locura aprender español.

¡Hasta pronto!

martes, 11 de junio de 2013

Cuyo, cuyas, cuya (cuyamos, cuyáis, cuyan)

No mienten, pero engañan

         
Este es el caso de algunas placas del Ayuntamiento de Madrid que he fotografiado recientemente. Veamos la primera:


cuya obra
Calle Huertas

A primera vista, este hombre vivió muy poco, porque vivió y murió en el mismo año, 1905, pero aprovechó su único año de edad, porque llegó a ser jurista (experto en Derecho, en leyes). 

Y ahora en serio, la redacción no es muy buena; sería mejor -menos ambiguo-  algo como lo que escribieron en esta otra placa que el Círculo de Bellas Artes (no el Ayuntamiento, curiosamente) dedicó al actor y dramaturgo español Adolfo Marsillach, que desempeñó importantes labores en el Ministerio de Cultura bajo los gobiernos socialistas:


placa adolfo marsillach
Calle Ferraz

Y la segunda placa del Ayuntamiento que no miente pero engaña es esta otra:



cuyos éxitos
Calle Hortaleza

La parte engañosa está en el final: "sus éxitos son historia del cine español". Es cierto que, si leemos cualquier historia del cine español, encontraremos el nombre de este director. También es verdad que algunas de sus películas tuvieron mucho éxito comercial. Sin embargo, cuando se lee esta placa se tiene la impresión de  que se trata de un magnífico director de cine, y esto ya no es verdad. José Luis Sáenz de Heredia se hizo famoso, sobre todo, porque se convirtió en el director favorito del general Francisco Franco. Gracias a esto, ocupó puestos importantes en la administración franquista y produjo un total de 42 películas. La más famosa y polémica de todas fue Raza, sobre todo porque su guión en realidad fue escrito por el propio dictador (aunque lo firmó Sáenz de Heredia). El resto de su producción de los años 40 y 50 no tiene más calidad que la de muchos otros directores de la época, y a partir de los años 60 hizo películas verdaderamente detestables.

Y vamos a otra cosa que tienen en común las dos placas doradas, las del Ayuntamiento: las dos usan la palabra cuyo/a/os/as, ¿verdad? Esta palabra es un relativo, o sea, un conector que nos sirve para relacionar dos oraciones en las que la segunda oración da información sobre algo que se dice en la primera oración (normalmente, lo que está justamente antes de ese pronombre relativo). Cuyo/a/os/as, además, tiene un significado posesivo equivalente a su/s: 


En esta casa murió el jurista José María Navarro cuya obra se refleja en el Código Civil.
=
En esta casa murió el jurista José María Navarro. Su obra se refleja en el Código Civil.


En este lugar nació José Luis Sáenz de Heredia cuyos éxitos son historia del cine español.
 =
En este lugar nació José Luis Sáenz de Heredia. Sus éxitos son historia del cine español.



Esta palabra concuerda en género y número con la cosa poseída: cuya, en femenino y singular, porque va con obra, y cuyos, en masculino y plural, porque va con éxitos. Se usa sobre todo en la lengua formal y no todos los hablantes saben utilizar correctamente.

Un par de ejemplos más de uso de esta palabra:







¡Hasta pronto!


sábado, 8 de junio de 2013

No me des los buenos días

Regalos que no cuestan nada pero valen mucho


Me refiero a cosas que damos, como por ejemplo la de la foto:


Córdoba


Dar las buenas tardes (o sea, 'saludar diciendo Buenas tardes') es algo que en España solemos hacer entre las 15'00 (más o menos después de la comida) y las 21'00 (cuando llega o se acerca la hora de la cena). La mayoría de los bancos en España solamente abre por las mañanas, por eso el anuncio del banco dice que su horario es algo insólito ('no habitual, anormal').


El verbo dar se puede usar para expresar 'saludar con palabras' con las otras partes del día, como puedes ver en esta pintada:


dame tus mejores noches
Córdoba


El autor de la pintada juega con las palabras: dice "no me des los buenos días", que significa 'no me saludes por las mañanas', pero en la segunda parte, cuando dice "dame tus mejores noches", hay un cambio de significado, porque esto quiere decir 'pasa/comparte conmigo tus mejores noches'. A lo mejor son estudiantes o compañeros de trabajo que se ven cada mañana, y uno de ellos quiere algo más que eso.



Saludar (por la mañana, por la tarde o por la noche) y compartir tiempo son algunas cosas que podemos dar, regalar, que son gratis y hacen felices a otros. ¿Qué más cosas bonitas y gratuitas podemos DAR? En este tablón puedes ver más; si quieres verlo con más comodidad, entra en el enlace http://padlet.com/wall/rvic1rmwzt:





Y hoy no me puedo ir sin darte los buenos días, las buenas tardes o las buenas noches (porque no sé a qué hora vas a leer esto). ¡Hasta pronto!

martes, 4 de junio de 2013

El bar, nuestra farmacia de guardia

El mismo remedio en dos ciudades distintas

      
Hace poco, unos alumnos míos me dijeron que había un bar cerca de la escuela con el nombre de Farmacia de guardia. La verdad es que yo había pasado muchos veces por allí, pero nunca me había fijado en la palabra bar, y pensaba que era una farmacia, sobre todo por el color verde, igual que el de las farmacias. Y me fui a hacerle esta fotografía:


farmacia de guardia
Calle Corredera Baja de San Pablo (Madrid)

La expresión (estar) de guardia significa '(hacer) un servicio especial fuera del horario habitual de trabajo'. Hacen guardias o están de guardia, por ejemplo, los farmacéuticos cuando abren por las noches, y los médicos y demás personal de hospitales en noches y fines de semana. Otras profesiones en las que se hacen guardias son: militares, veterinarios, personal de juzgados, policías.

Lo interesante del nombre de este bar es que muestra un aspecto de nuestra cultura, y es la creencia en el poder curativo del alcohol (si se consume moderadamente) y de la socialización. Para los españoles, y a pesar de la crisis, el bar (o bar de copas, o cafetería, o cualquier otra modalidad) sigue siendo el lugar ideal para encontrarse y disfrutar. Y aparece así el bar como el remedio para mejorar nuestra salud, tomando una copa y charlando con los amigos.

En esta otra foto encontramos el mismo remedio en otra ciudad. En este caso, el bar-restaurante Casa Salinas, situado en el barrio de la Judería (barrio de Córdoba que fue habitado por judíos hasta el siglo XV, y en el que se puede visitar una antigua sinagoga) se propone como "botica de guardia". Botica es una palabra menos usada en la actualidad para 'farmacia', y puedes leer en este enlace su historia y su uso.


botica de guardia
Plaza de Almodóvar (Córdoba)

La imagen del poder curativo del alcohol aquí está más clara todavía, porque aparecen las uvas y la botella del "fino Salinas" (fino es un tipo de vino muy consumido en algunas zonas de Andalucía).

Hay una cosa más que tienen en común las farmacias, boticas y los bares, cafés, etc. Estos últimos son lugares de encuentro y de charla, y también las farmacias, boticas y herbolarios eran lugares de encuentro y tertulia en el siglo XIX y durante la primera mitad del siglo XX. Mira, por ejemplo, esta foto:



farmacia tertulia padre picasso
Málaga


Curioso, ¿no? Pues ya sabes, si no te encuentras bien una noche o un fin de semana, ya sabes, vete un rato al bar y tómate una copa. A un bar, o una cafetería, o una cervecería, o un chiringuito, o un bar de copas, o una taberna, o un mesón, o un café... 


EL BAR, LA CASA DE TODOS.


sábado, 1 de junio de 2013

Franco ha werto

Jugando con la pronunciación


En una reciente manifestación contra la LOMCE, la nueva ley de educación que ha presentado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y que todavía no está aprobada, un manifestante llevaba esta pancarta:


franco ha werto
Manifestación contra la LOMCE - Calle Alcalá

Con Franco se refiere al general Francisco Franco, el dictador que gobernó España desde 1939 hasta su muerte en 1975. ¿Y qué significa "werto"?

El primer apellido del ministro es Wert, y, si pronunciamos "werto" a la española, suena más o menos como /güerto/ o /vuerto/ (depende de cómo pronunciemos la W, que no es una letra verdaderamente española). En el habla popular de Extremadura, Andalucía y algunas zonas de Hispanoamérica es común la pronunciación de la L como R cuando la L está delante de otra consonante; por ejemplo, /sarto/ en lugar de salto o /barcón/ en lugar de balcón. Por eso, este /güerto/ o /vuerto/ podemos interpretarlo, pensando en una pronunciación popular del sur, como "vuelto". El mensaje del manifestante es, entonces, "Franco ha vuelto".

Puedes ver otro ejemplo de esta pronunciación en este chiste del genial dibujante Forges:




La frase "Deme argo" (en lugar de "Deme algo") era hace años tan frecuente para mendigar (pedir dinero en la calle) que hoy solamente sirve para hacer chistes.

Pero ¿por qué dice el manifestante que ha vuelto Franco? La clave la encontramos en la parte de atrás de la pancarta:


mas educacion y menos religion
Manifestación contra la LOMCE-Calle Alcalá

Uno de los cambios más polémicos que introduce esta nueva ley es que dará valor académico a la asignatura de Religión. Esto quiere decir que la nota (el resultado) de esta asignatura (o su alternativa, "Valores éticos", para los estudiantes que no quieran estudiar religión en la escuela) se tendrá en cuenta, como las demás asignaturas, para conseguir una beca o para entrar en la universidad. 

En la época de la dictadura franquista, la religión era una asignatura obligatoria y tenía valor académico. La influencia y el poder de la iglesia católica en esos años era enorme; por eso, este manifestante piensa que este cambio en la educación es una vuelta al pasado. Además, en lo relacionado con la religión España ha cambiado muchísimo en las últimas décadas; puedes ver algunos datos sobre este cambio en Patatas fritas para el hambriento.

Y para seguir con la pronunciación de algunas zonas de sur de España, mira esta otra foto del bar La Torre del Oro


pescaito frito
Plaza Mayor

En este cartel también se representa la pronunciación en la manera de escribir:

- "Andalú" por "andaluz", con pérdida de la -Z a final de palabra (igual que pasa también con la -S final).

- "Pescaito" (debería poner "pescaíto"), que muestra la pronunciación habitual de "pescadito".

- "Andalusia" (debería poner "Andalusía"), que muestra el seseo, o sea, la pronunciación de C o Z como /s/.


Como puedes ver, la fonética (o sea, la pronunciación) y la ortografía (las normas de escritura) pueden usarse para la protesta ideológica, como en la primera foto, o como reclamo publicitario, como en esta última foto. Como ya te dije y mostré en una entrada anterior, La ortografía es también un arma cargada de futuro

¡Adió!