jueves, 29 de noviembre de 2012

Lo que de verdad importa

Nombres aparentemente inocentes que no lo son en absoluto. Aprende a leer entre líneas en español




La lengua es una herramienta inocente, pero el uso que hacemos de ella no lo es. Tenemos que pensar en el sentido oculto que tienen algunas palabras




Hace unos días, cerca de la entrada del metro, este anuncio llamó mi atención:




"Lo que" es una forma neutra que significa "las cosas que" (para saber más sobre el neutro, puedes leer las entradas Esto no es una campaña electoral y Lo artesano: dulces del Día de Todos los Santos). Ese "lo que" se usa porque se supone que importan tanto cosas masculinas como femeninas, y algunas de ellas probablemente son acciones, hechos, que no son masculinos ni femeninos.

Inmediatamente pensé: ¿qué quieren decir con la expresión "de verdad"?


En este momento, hay muchas cosas que a los ciudadanos españoles nos importan mucho: el paro, los desahucios, la privatización de los servicios públicos, los recortes en educación y sanidad, la subida escandalosa de las tasas de todo tipo, etc. Todos estos problemas están presentes en la mente de la mayoría de los ciudadanos de clase media y baja, los que realmente están pagando el precio de la crisis. Así que pensé: ¿estas cosas no son las que importan de verdad? ¿Hay cosas más importantes? Y empecé a sospechar. Mis sospechas aumentaron cuando vi a la derecha el logotipo del Ayuntamiento de Madrid (que últimamente ha tomado medidas como reducir la frecuencia en la recogida de basura, reducir la iluminación de las calles, suprimir ayudas para ONG, suprimir las ayudas para las Escuelas de Música, etc.)

Hoy he entrado en la página web que podéis ver en la foto, abajo a la izquierda. Resulta que se trata de una fundación privada que "tiene por fin promover el desarrollo y la difusión de los valores humanos, éticos y morales universales al público en general, fundamentalmente mediante el desarrollo de actividades culturales". Para ello, ofrecen charlas en colegios, congresos gratuitos, cenas con gente famosa, etc. En el apartado "¿Quiénes somos?" mis dudas desaparecen cuando me encuentro, por ejemplo, con un apellido muy conocido en España, el de un militar que participó muy directamente en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, intento que estuvo a punto de acabar con la frágil democracia española.

En fin... Juzga por ti mismo. A mí este anuncio, como mínimo, me parece de mal gusto. Sin justicia social, esos supuestos valores humanos, éticos y morales difícilmente existirán. Al contrario: la injusticia genera odio y violencia.

Yo solamente voy a contestar a la pregunta del anuncio: ¿Qué es lo que de verdad te importa?
- Que algunos barrios de Madrid -el barrio de Salamanca no, claro- estén llenos de gente pidiendo limosna.
- Que los albergues donde duermen las personas sin techo no tengan ya suficientes plazas.
- Que mi padre, con su pequeña pensión, tenga que pagar ahora por sus medicamentos y por el traslado al hospital para hacerse la diálisis.
- Que mi hermano haya perdido su trabajo.
- Que muchos de mis alumnos del año pasado no hayan podido matricularse este año porque han triplicado el precio de la matrícula.
- Que muchos jóvenes españoles tengan que abandonar su país para encontrar trabajo.
- Que otros muchos jóvenes hayan tenido que abandonar su carrera porque el precio de la matrícula ha subido escandalosamente.
- Que, mientras tanto, en ciertas zonas privilegiadas de Madrid, haya tanta gente siguiendo su vida como si nada hubiera cambiado porque para ellos la crisis no existe.
 Como ves, lo que a mí me importa está en subjuntivo... Y a ti, ¿qué es lo que de verdad te importa?

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Como si fueran suyos

Los carteles de los baños también nos ayudan a aprender español



Muchas veces en los baños públicos encontramos carteles y también frases escritas en las puertas por las personas que han estado allí. Leyéndolos aprenderemos más español




Ya puse la foto de debajo en una entrada anterior sobre el uso de los posesivos (mi/mío, etc.). Hoy vamos a hablar sobre la parte final de este cartel:


como si + subjuntivo
Casa Regional de Castilla-La Mancha en Madrid
En esta casa regional hay, entre otras cosas, un restaurante, al que cualquier persona puede entrar a comer. El cartel, entonces, se dirige a todos los clientes del restaurante y el trato es de usted ("quieren" = ustedes, "suyos" = de ustedes).



Nos piden que respetemos los baños y los mantengamos limpios, igual que lo haríamos con el baño de nuestra casa.

Para eso usan la forma "como si + imperfecto de subjuntivo", que nos permite decir que algo se hace de una manera parecida o igual a como se haría en otra situación que no es real. La situación que no es real aquí es que los baños son nuestros (de los clientes), porque no lo son, pero debemos comportarnos imaginando que lo son.



Algún ejemplo más de esta construcción:



- ¿Qué te pasa? Me estás mirando como si no me conocieras.
+ No, no, nada, es que estaba pensando en una cosa del trabajo.



Y, si hablamos de algo anterior a la acción principal, "como si + pluscuamperfecto de subjuntivo":



- No sé qué le pasa a David últimamente. Está como si le hubiera tocado la lotería, todo el día gastando, todo el día comprando...
+ A lo mejor le ha tocado la lotería y no te lo ha contado.



Por último, quiero comentarte algo sobre las casas o centros regionales. Se trata de instituciones que reúnen a las personas que provienen de una región de España y viven en otra región o en otro país. Muchas existen desde el siglo XIX, cuando comenzaron los grandes movimientos migratorios entre ciudades o hacia países de Europa y Latinoamérica. En las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, hay casas regionales de todas las regiones de España. Pero también existen, por ejemplo, la Casa Regional Valenciana de París, el Centro Gallego de Buenos Aires (Argentina), la Casa Vasca de Washington (Estados Unidos), etc. Las actividades de estos centros son muy variadas: organizan excursiones, hacen exposiciones, tienen grupos de baile tradicional, celebran fiestas, etc. Su existencia estuvo en gran parte originada por la gran diversidad cultural que existe entre las diferentes zonas de España.

Si quieres conocer un poco más estos centros, o ir a alguna actividad, puedes encontrar toda la información sobre las que hay en Madrid capital en esta dirección

Y ya sabes, si vas al baño, ¡respétalo como si fuera tuyo! ¡Hasta pronto!




lunes, 26 de noviembre de 2012

Les gusta cuando callamos

Una de las placas que el movimiento 15M colocó en el barrio de Malasaña (Madrid) en 2011 nos ayudará a aprender más español


les gusta cuando callamos
Calle del Pez


Esta placa está inspirada en el poema 15 del libro Veinte poemas de amor y una canción desesperada, del poeta y político chileno Pablo Neruda. Los primeros versos del poema dicen:

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Este es un poema de amor, así que sabemos quién es me (el poeta) y sabemos quién es el sujeto de los verbos gustas y callas (la persona amada). Pero ¿quiénes son les y el sujeto de callamos y estamos en la placa de la foto?

Si sabemos un poco sobre el movimiento 15M, lo entenderemos mejor: les son los políticos; callamos y estamos somos todos nosotros, el pueblo, los ciudadanos.

¿Y qué quiere decir estar ausente? Generalmente significa 'no estar', lo contrario de estar presente. Esa ausencia (no presencia) puede ser física, pero también mental, es decir, puede usarse esta expresión parece decir que alguien está totalmente desconectado de la realidad que le rodea. 

Una diferencia interesante entre la placa del 15M y el poema de Neruda es la última parte: decía Neruda "estás como ausente", pero la placa dice "estamos ausentes". Podemos usar la forma


estar como + adjetivo


para expresar la idea de 'parecer' (se usa, por ejemplo, con adjetivos como loco y nuevo: está como loco 'no está loco, pero lo parece"; está como nueva "no es nueva, pero lo parece"). Así, la amada de Neruda parece ausente, pero no lo está, aunque sí está un poco alejada en el pensamiento (me oyes desde lejos). En cambio, cuando el pueblo calla, cuando no manifiesta su opinión, está ausente de la escena política y social, y los políticos hacen lo que quieren sin contar con él, es como si no existiera. La placa dice, entonces, que los políticos prefieren que los ciudadanos nos callemos, que no digamos públicamente nuestra opinión.


Fíjate en la frase del poeta Pablo Neruda: Me gustas cuando callas. En esta frase, el sujeto de gustas es . Normalmente, cuando empezamos a aprender español, aprendemos que generalmente usamos las formas de la tercera persona, gusta y gustan (Me gusta el cine, y también me gustan mucho las novelas históricas). Pero lo que me gusta (o sea, el sujeto del verbo gustar) puede ser también una persona (tú, vosotros), y yo puedo gustar a otras personas. 



te gusto




Con frecuencia, el verbo "gustar" se usa para hablar de relaciones de pareja, de la atracción entre las personas. Si le decimos a alguien "Me gustas" y nada más, entenderá probablemente que queremos tener una relación.


Y mi pregunta final es: ¿Te gusto (como bloguera, jeje)?


domingo, 25 de noviembre de 2012

¿Pronto o temprano?

Mejor volver temprano que pronto


Un anuncio publicitario que nos ayuda a entender cómo se suelen usar las palabras "pronto" y "temprano" en España


Vega Llorente, profesora de la Escuela Oficial de Idiomas de Salamanca y amiga mía desde hace muchos años, me ha enviado una foto para este blog. Ella suele usarla en su clase para explicar la diferencia entre pronto y temprano, y realmente es un ejemplo buenísimo.


temprano pronto
Salamanca



Si buscamos estas palabras en un diccionario, veremos que las dos, en teoría, comparten un significado: 'antes del momento oportuno, habitual o adecuado'. Sin embargo, no es así como solemos usarlas en España:

- La palabra temprano (como adverbio) tiende a usarse con el sentido de 'a primeras horas de la mañana'. Así, "levantarse temprano" puede significar, dependiendo de la persona, levantarse a las 5, las 6, las 7, las 8... También, aunque con menos frecuencia, la usamos con el sentido de 'no tarde por la noche': "me acosté temprano", también dependiendo de las costumbres de la persona, podría significar que se acostó a las 22'00 o a las 23'00 (recuerda que los españoles, en general, no solemos acostarnos antes de las 24'00).

- La palabra pronto la usamos igual que temprano, y así decimos "Hoy me he levantado muy pronto" o "Anoche me acosté pronto". Pero, además, pronto es la palabra que preferimos para expresar la idea de 'antes del momento oportuno, habitual o adecuado'. Decimos, por ejemplo: "Hoy he llegado demasiado pronto al trabajo, así que, antes de entrar, he aprovechado para hacer unas compras".

Además, esta palabra se usa mucho con el significado de 'dentro de poco tiempo':

- Voy a cambiarme de piso.
+ ¿Cuándo?
- Pronto, pero todavía no sé cuándo exactamente.

Volvemos al anuncio:

temprano pronto
Salamanca


Encontramos en él dos elementos que nos pueden ayudar a entender: por un lado, está anunciando una bebida alcohólica; por otro, aparece un búho, que, como sabrás, es un animal que está despierto por la noche. ¿Quiénes suelen estar despiertos por la noche y beber alcohol? Los jóvenes, especialmente durante los fines de semana. ¿Y cuál es el mensaje que están enviando a los jóvenes? Que es mejor (más divertido) volver a casa por la mañana temprano, después de toda una noche de juerga, que volver pronto (por ejemplo, salir a las 20'00 y volver a las 24'00 a casa). Esta es una idea que es compartida por gran parte de la población joven de España; para los jóvenes, volver pronto a casa significa que han pasado una noche aburrida. Cuanto más tarde vuelven a casa, mejor.

No sé qué te parece a ti el mensaje. A mí, asociada con el alcohol, la obligación de volver tan tarde a casa me parece horrible. Me gusta la noche, pero también me gusta el día y poder disfrutar de él sin dolor de cabeza ni de estómago.

Una cosita más sobre la palabra "temprano": la usamos mucho en la expresión "(más) tarde o (más) temprano" para decir que algo pasará, o dentro de mucho tiempo o dentro de poco tiempo. En esta expresión, usamos la palabra "temprano" con el sentido de 'dentro de poco tiempo' (aunque normalmente para esto usamos la palabra "pronto"). 

sábado, 24 de noviembre de 2012

Siempre nos quedará Malasaña

Arte urbano con el que podemos aprender español


Las obras de Yipi Yipi Yeah están pegadas en las paredes (preferentemente en las esquinas) de las calles de muchos barrios de Madrid: Malasaña, Vallecas, La Latina, Lavapiés...


Hoy nos vamos a fijar en una que está en la calle de San Andrés, en un edificio que hace esquina con la plaza de Juan Pujol, en mi muy querido barrio de Malasaña:


quedar quedarse quedarle



Y aquí con más detalle, para que puedas leer el texto:

quedar quedarse quedarle


Supongo que reconoces a la persona dibujada: es el actor norteamericano Humphrey Bogart, en la película Casablanca. La frase está inspirada en una frase muy famosa de la película; el protagonista se despide en el aeropuerto de su gran amor, la actriz Ingrid Bergman, a la que conoció en París, y le dice: "Siempre nos quedará París".




Como sabes, el verbo "quedar" tiene diferentes significados y usos, y también diferentes formas gramaticales.

Vamos a ver los más importantes

1. "Quedar" (quedo, quedas, queda, quedamos, quedáis, quedan):

    -  Con alguien, para algo, en un lugar, a una hora...: 'fijar una cita, ponerse de acuerdo con una persona para hacer algo en un lugar a una hora'.

- ¿Te vienes a tomar algo?
+ No me da tiempo, he quedado a la una con Javier.

     - 'Resultado':

- ¿Fuiste al restaurante que te recomendé?
+ Sí, pero la verdad es que no quedamos muy satisfechos. Tardaron muchísimo en servir, y luego...

    - 'Haber todavía' (antes había más, pero todavía hay): el sujeto de la frase es la cosa o persona que queda.

- ¿Se han ido todos ya?
+ No, todavía quedan unas diez personas.

2. "Quedarse" (me quedo, te quedas, se queda, nos quedamos, os quedáis, se quedan):

      - 'Permanecer en un lugar o en una situación, no salir o no cambiar'

- ¿Te vienes a tomar un café?
+ No, gracias, prefiero quedarme y terminar esto que estoy haciendo.

     - Estado resultante de un cambio:

- ¿Pero ha sido sordo toda la vida?
+ No, se quedó sordo por culpa de una explosión.


3. "Quedar a alguien" (me queda/n, te queda/n, le queda/n, nos queda/n, os queda/n, les queda/n):

     - Hablando de ropa y complementos, 'sentar bien o mal':

- ¿Qué tal me quedan estos pantalones?
+ Muy bien, te quedan genial. Cómpratelos.

     - 'Tener todavía algo':

- ¿Hacemos un bizcocho?
+ Vale, pero tendremos que ir a comprar harina, no nos queda suficiente.

Y este último significado es precisamente el de nuestra frase de hoy, "Siempre nos quedará Malasaña": todo el país puede volverse triste y gris; la crisis puede acabar con la alegría, la belleza, los derechos sociales, el arte, la cultura, lo que merece la pena en esta vida, pero... Malasaña, un barrio vitalista, creativo, libre, será nuestro último refugio. Podrán arrancar las flores, pero no podrán detener la primavera.

Te dejo debajo un cuadro que resume visualmente todo lo que hemos visto sobre el verbo quedar


quedar quedarse quedarle

¿Quieres practicar un poco con este verbo?




¡Hasta pronto!




viernes, 23 de noviembre de 2012

Hacerse el sueco (2)

Origen de la expresión "hacerse el sueco"

 

¿Recuerdas la pancarta que comenté en la entrada Hacerse el sueco? Pongo la foto de nuevo:





Mi amigo Ventura Salazar, profesor de la Universidad de Jaén, me ha contado una interesante  explicación sobre el origen de la expresión.

A principios del siglo XIX, Francia, en guerra con el Reino Unido, intentó bloquear comercialmente el comercio británico por mar; España, que entonces era aliada de Francia, tuvo que aplicar el bloqueo y no dejar a los barcos del Reino Unido llegar a sus puertos. Pero eso afectaba a la exportación de vino de Jerez, que se vendía a los británicos en el puerto de Cádiz. Los barcos británicos encontraron una solución: cuando se acercaban al puerto, cambiaban su bandera por la bandera sueca (Suecia era entonces un país neutral). En el puerto presentaban documentos falsificados, y nadie sospechaba nada. Si alguien les hablaba en inglés, los marineros fingían que no entendían. Los españoles que comerciaban con el vino sí sabían la verdad, y empezaron a usar la expresión "hacerse el sueco" con el sentido de 'aparentar que no se comprende algo'.

 Y con ese significado ha llegado a nuestros días. Bonita historia, ¿verdad? Así que los suecos no eran de verdad suecos.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Bomberos quemados

Hasta los mensajes de las camisetas nos sirven para aprender español.


Mi compañera y amiga Raquel Rodríguez me ha enviado esta foto de la camiseta de un bombero:

estar quemado


Supongo que la tomó durante una manifestación. Yo también recuerdo haber ido a una manifestación de trabajadores públicos contra los recortes del gobierno en la que había muchos bomberos con camisetas negras que tenían escrito este lema.

Si conoces el significado de las dos palabras, este lema te parecerá curioso.

Normalmente los bomberos trabajan para apagar los fuegos, para evitar que las casas se quemen. Si los bomberos no llegan a tiempo, los edificios se queman.

Pero "estar quemado" también significa, informalmente, 'estar harto y desilusionado'. Lo usan mucho las personas que se sienten muy mal en su trabajo, que sienten que ya no pueden más.

¿Y por qué están quemados los bomberos? De nuevo, como tantas otras cosas que cuento en este blog, por los recortes del gobierno y las comunidades autónomas, que les están afectando desde hace varios años: el suyo es un trabajo muy duro, y añadir horas de trabajo o reducir el número de trabajadores les afecta especialmente.

Yo espero no terminar quemada con este blog. De momento disfruto mucho escribiendo para ti y, si me haces llegar tus comentarios a través del correo electrónico o, debajo de las entradas, pinchas en "g+1" (recomendar), sabré que tú también estás disfrutando de él y aprendiendo. También puedes ayudarme a difundirlo entre otros estudiantes o profesores de español a través del correo y las redes sociales. ¡Gracias de antemano!

martes, 20 de noviembre de 2012

Sobre oraciones condicionales, mataderos y borregos

Una oración condicional en una pintada


La semana pasada, en el muro lateral de una carnicería de un barrio de Madrid, fotografié esta pintada:

oraciones condicionales


¡Me imagino que los dueños de la carnicería la borrarán rápidamente! Verás por qué: la palabra "matadero" viene, claro está, del verbo "matar", y se llama "matadero" al lugar donde se mata a los animales que luego nos comemos.

Los mataderos no tienen las paredes de cristal, al contrario: suelen ser edificios de los que es difícil ver algo desde fuera. Así que no podemos decir que "sus paredes son de cristal", o sea, que estamos hablando de algo que es irreal en el presente y probablemente lo será también en el futuro. También es irreal la consecuencia; si decimos que "nadie come carne", mentimos, porque mucha gente lo hace. Entonces, estamos hablando de dos hechos irreales en el presente que tienen una relación de condición y consecuencia. Por eso usamos la forma:

Si + frase en imperfecto de subjuntivo, frase en condicional simple
o
Frase en condicional simple + si + frase en imperfecto de subjuntivo

¿Y por qué nadie comería carne si pudiera ver lo que pasa dentro de los mataderos? Porque el espectáculo de la muerte de los animales no nos gustaría nada, porque seríamos conscientes del dolor de esos animales.

Un esquema más visual y con más ejemplos, para que lo recuerdes mejor:



oraciones condicionales



Y aquí puedes ver un muro creado con un grupo de alumnos míos, con más ejemplos:





Quiero comentarte un par de cosas más sobre mataderos:

- Usamos también la comparación "como borregos al matadero" cuando queremos decir que alguien se deja llevar, sin oponer resistencia, a una situación malísima (un borrego es un cordero joven, y decimos que alguien es un borrego cuando no tiene voluntad propia y hace lo que hacen los demás). 

- En Madrid, el antiguo matadero se ha convertido en los últimos años en un gran centro cultural, Matadero Madrid. Allí encontramos teatro, exposiciones, talleres, la Casa del Lector, una cineteca especializada en cine documental, etc. Respetando la arquitectura original del edificio, de principios del siglo XX, se ha reformado para convertirse en un centro que apoya la creación artística más reciente. Además, muchísimas de sus actividades son gratuitas, porque pertenece al Ayuntamiento.

¡Si puedes, ve al Matadero, pero con mayúsculas!

Y ahora, ¿quieres practicar un poco este tipo de frases condicionales?

Conjunto de Fichas creado con GoConqr por eoiespaol

¡Hasta pronto!


domingo, 18 de noviembre de 2012

Como agua de mayo

Muchos nombres de tiendas, cafés y restaurantes son curiosos y contienen expresiones interesantes para las personas que aprenden español.


Por ejemplo, ¿recuerdas qué significa el nombre del café de Valladolid La española cuando besa o de la tienda Marisa cosas cucas?


Hoy nos vamos a una tienda de Valencia:



como agua de mayo
Añadir leyenda



Era domingo y no pude ver qué vendían, pero después he visto en Internet que es una tienda de ropa y complementos para mujeres. Según he podido leer, en esta tienda se pueden encontrar cosas "muy monas".

Cuando pusieron el nombre de la tienda, querían decir que esa tienda era algo muy esperado, muy necesario. Decimos que esperamos algo como agua de mayo cuando lo esperamos con muchas ganas, con muchos deseos de que llegue. Es algo tan necesario como el agua de mayo es para los campos (especialmente para los cereales y la fruta).

España fue durante siglos un país que vivió de la agricultura, así que tenemos muchas expresiones y refranes que se relacionan con ese tema.

¿Esperarás mis próximas entradas en el blog como agua de mayo?


sábado, 17 de noviembre de 2012

Si educamos hoy a los niños

Una oración condicional en una pancarta


Sigo con pancartas de la manifestación del pasado 14 de noviembre


Esta otra pancarta contiene una cita de Pitágoras, filósofo y matemático griego, y hace referencia a los problemas que pueden causar los recortes económicos en la educación:


Si educamos a los niños hoy no tendremos que castigar a los hombres mañana

No sé si conoces la palabra "castigar". Cuando los niños hacen algo malo en el colegio, los profesores los castigan (por ejemplo, a salir más tarde que sus compañeros o a escribir algo cien veces); también algunos padres castigan a sus hijos, por ejemplo no dándoles la paga semanal o con la prohibición de ver la tele o jugar con la Play durante un tiempo. Pero también las personas adultas podemos recibir "castigos" (este es el sustantivo): por ejemplo, los organismos deportivos pueden castigar a los equipos por algo que ha pasado en su campo; a las personas que cometen delitos se les suele castigar con una pena de cárcel; los votantes pueden castigar a un partido político no votándole, etc.

La frase de la pancarta quiere transmitir el mensaje de que la educación es la base de la convivencia. Si un niño no recibe una buena educación, será un adulto problemático para la sociedad.

Fíjate también en que esta frase es una oración condicional. Voy a repetir aquí las fotos de esta entrada y de la entrada Hacerse el sueco para que veas que tienen la misma forma:





Las dos pancartas hablan de condiciones posibles, probables, no hipotéticas, de posible realización en el futuro ('el gobierno se hará el sueco después de esta manifestación') o en el presente ('si hoy educamos a los niños'), y que, si se cumplen, tendrán una consecuencia en el futuro ("me haré el griego", "no tendremos que castigar a los hombres"). A diferencia de otras lenguas, en estos casos, en la parte que habla de la condición (la que empieza con "si"), usamos el presente de indicativo.

Si + frase en presente de indicativo, frase en futuro
o
Frase en futuro + si + frase en presente de indicativo

Aquí puedes encontrar otras entradas de este blog que hablan de oraciones condicionales:


Sal si puedes:  condiciones referidas al presente o el futuro que contienen un imperativo y expresan probabilidad.
Si la vida no me sonríe: condiciones referidas a un presente habitual que expresan probabilidad.
Sobre oraciones condicionales, mataderos y borregosoraciones condicionales que hablan de una condición imposible en el presente.


¡Por la educación pública! Escuela pública de tod@s para tod@s.



jueves, 15 de noviembre de 2012

Hacerse el sueco

Si ves una manifestación, lee las pancartas


Encontrarás expresiones interesantes y podrás aprender más español


En la manifestación de ayer, de la que te hablé en la entrada Por la huelga general, saqué esta foto de una pancarta:


hacerse el sueco
Glorieta de Atocha

El "sueco" del que hablan aquí es, sí, alguien de Suecia. ¿Y qué significa en España "hacerse el sueco"?

En primer lugar, "hacerse" se puede usar con el significado de "fingir, intentar simular, intentar aparentar algo que no somos o estamos', y se usa con adjetivos sustantivados (con el artículo determinado -el, la, los, las- delante). Por ejemplo, son muy habituales las combinaciones "hacerse el/la tonto/a" o "hacerse el/la loco/a", pero hay otras muchas posibles, como "hacerse el/la muerto/a", "hacerse el/la enfermo/a", etc.

Bien: ¿y qué queremos decir entonces con esta expresión? ¿En qué consiste 'fingir, intentar aparentar que somos suecos'? Pues significa 'aparentar, fingir que no entendemos o que no oímos algo para así poder quedar fuera de algún asunto y no tener que reaccionar o hacer algo que no queremos'.

¿Por qué hemos elegido a los suecos para esta expresión? Los contactos entre España y Suecia han sido escasos a lo largo de la historia. Son países alejados, con culturas muy diferentes, sin fronteras comunes... Se han dado al menos dos posibles explicaciones: para unos, esta palabra "sueco" realmente no habla de los suecos de "Suecia", sino de una palabra latina que se usaba para el calzado utilizado por los actores en el teatro; para otros, empezó a usarse porque los marineros suecos que llegaban a las costas españolas no entendían lo que se les decía o a veces entendían pero fingían que no.

Si la verdadera explicación es la segunda, seguramente el uso de la expresión se reforzó cuando en los años 60 y 70 empezaron a venir de vacaciones a España muchos turistas suecos. Su aspecto, exótico entonces, y su lengua, muy diferente, llamó la atención hasta tal punto que todas las mujeres extranjeras rubias y altas eran para muchos españoles "suecas", aunque venían muchas más turistas, por ejemplo, de Alemania y del Reino Unido.

Si quieres conocer el verdadero origen de esta expresión, lee la entrada Hacerse el sueco (2) (que escribí después de esta que estás leyendo).

Y ahora volvemos a la pancarta: "Si tú te haces el sueco". ¿Quién es ese "tú"? Si la manifestación era contra los recortes económicos y sociales que está haciendo el gobierno de España, el "tú" tiene que ser el presidente del gobierno.

En la segunda parte dice: "yo me hago el griego". Ese "yo" es el manifestante. ¿Y qué es "hacerse el griego"? Hasta el momento esta no es una expresión que se use en español, pero podemos entender lo que quiere decir: sabemos que Grecia está en una situación peor que España, y que los griegos llevan ya años luchando en las calles contra las medidas impuestas por otros países, que les están llevando a una miseria insoportable. Creo que lo que el manifestante quería decir es que si el gobierno no escucha a los ciudadanos que están protestando, los ciudadanos seguirán luchando con todas sus fuerzas en la calle, como hacen muchos griegos.

¡Fuerza y valor para todos los griegos y españoles que luchan por su dignidad!

Y ya sabes, cuando algo no te interese o te ponga en una situación comprometida, siempre puedes "hacerte el sueco o la sueca" y fingir que no entiendes.

martes, 13 de noviembre de 2012

Por la huelga general

Hoy es martes y trece, el día de peor suerte para los españoles (ya sabes, "En martes, ni te cases ni te embarques"). Por eso probablemente nunca será el día elegido para celebrar una huelga general en España.

Pero mañana sí, mañana hay convocada una huelga general de 24 horas en España y también en Portugal. En Italia será de cuatro horas, y en muchos otros países europeos, como Bélgica, Francia, Alemania, Austria, Polonia, Rumanía, Dinamarca, Holanda, Suiza, Suecia, etc., se celebrarán manifestaciones y otros actos políticos. Todo esto en contra de los recortes en derechos sociales generalizados en Europa, y especialmente en el sur.

En España, la huelga es apoyada formalmente por la gran mayoría de los sindicatos, la Cumbre Social (formada por más de cien movimientos sociales, desde el 15M hasta asociaciones de estudiantes, inmigrantes y ONG), algunos partidos políticos y asociaciones de todo tipo (algunas de las que yo he sabido: Jueces para la Democracia, Asociación de Trabajadores Autónomos, Ecologistas en Acción, Asociación de Deportistas, asamblea de Ciencia con Futuro, Club de Amigos de la Unesco de Madrid, Facua -una asociación de consumidores que ha pedido también hacer huelga de consumo-). En fin, como veis, gente muy variada.

Mi barrio -Tetuán- también se movilizará, y de hecho las protestas han comenzado ya :

preposicion por por la huelga general

En la pancarta que está en el centro, el lema es Vecin@s de Tetuán por la huelga general.

Como este tipo de mensajes, desgraciadamente, se ven cada vez con más frecuencia por las calles, vamos a comentar hoy qué significa aquí la preposición "por", que, como sabes, se usa para muchas cosas.

En contextos como este, "por" se entiende como 'a/en favor de' o incluso 'en defensa de'. Es el mismo sentido que tiene cuando la usamos con verbos como "luchar". Así que, según el cartel, los vecinos de Tetuán están a favor de la huelga.

Veamos otro ejemplo:


preposicion por por un futuro mas limpio


Este cartel aparece pegado sobre algunos contenedores de reciclaje de vidrio, y nos anima a echar allí las botellas y otras cosas de cristal "en favor de un futuro más limpio".

Te pongo aquí otro ejemplo de una pancarta usada en una manifestación reciente. Seguro que tú puedes encontrar muchos ejemplos buscando en Google imágenes si escribes "pancarta":

O sea, en defensa de una sanidad pública. Actualmente, muchos servicios y hospitales públicos se están privatizando.

Si mañana estás en Madrid, podrás ver muchas más pancartas como esta en la manifestación convocada por la tarde, a las 18'30 (recorrido: Atocha-Colón).

Y, como profesora en un centro educativo público, no puedo terminar esta entrada sin gritar: ¡Por la educación pública!

lunes, 12 de noviembre de 2012

Cosas cucas

Leyendo los nombres de las tiendas también aprenderás más español


Una tienda de Valencia con un nombre curioso


En la Plaza Redonda de Valencia, que es realmente una pequeña plaza redonda, hay muchos puestos y tiendas de hilos, cintas, en fin, artículos de mercería y de labores. Me hizo gracia encontrar mi nombre en uno de esos puestos, y sobre todo, el nombre completo.




El adjetivo cuco/a/os/as tiene significado y uso diferentes si hablamos de cosas y lugares o de personas.

En la foto, claro, habla de cosas, de los artículos que se venden en esta tienda, y significa 'bonito y gracioso'. No significa 'bello' y tampoco se puede decir de cosas o lugares muy grandes, lujosos o espectaculares. Con este sentido, usan esta palabra sobre todo las mujeres, igual que otra palabra de significado muy similar, el adjetivo mono/a/os/as. También se puede decir un objeto que es una cucada, una monería o una monada. Puedes ver ejemplos de objetos cucos, monos, que son cucadas o monadas, en el blog milcosasmonas, o buscar "es muy cuco" en Google para ver cómo se usa en comentarios sobre hoteles, habitaciones, casas, etc.


En cambio, si el adjetivo cuco se usa para hablar de personas, significa algo completamente diferente. En la lengua informal, lo usamos con el significado de 'astuto, listo, que sabe conseguir lo que quiere de forma discreta o que sabe no dar información cuando no le conviene'. Con este sentido, usamos esta palabra tanto los hombres como las mujeres. Por ejemplo:

Fíjate qué cuca es esa niña. Al final, sonriendo, sonriendo, ha conseguido que la dependienta le regale los caramelos.

De todas formas, ¡ojo con la palabra cuca, así, en femenino! En varios países hispanohablantes -no en España, de momento- se usa familiarmente para designar los órganos sexuales, a veces los masculinos y a veces los femeninos -depende de la zona-.

¡Hasta pronto!






domingo, 11 de noviembre de 2012

No puedo ser la mujer de tu vida

Una pintada con mensaje feminista


Demasiados posesivos


Hace un par de años, alrededor del día 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, aparecieron en las fachadas del barrio de Malasaña de Madrid algunas pintadas de color violeta, el color del feminismo. Una de ellas era esta (que solo duró unos pocos días):


posesivos no puedo ser la mujer de tu vida
Calle Galería de Robles


Junto al color violeta, vemos debajo de la frase el símbolo feminista, y el mensaje también lo es: "No puedo ser la mujer de tu vida, porque soy la mujer de mi vida". O sea, mi vida es mía y de nadie más; nadie es mi dueño.

Vamos a comentar la frase con más detalle:

- La expresión "la mujer / el hombre de mi vida" significa 'la pareja ideal, la persona con la que vivirías feliz toda la vida". Es una expresión romántica que se usa, por ejemplo, en muchas canciones.

- "xq" es la manera abreviada de la palabra "porque": "x" es el símbolo matemático para la multiplicación (2 x 2= 4, que se dice "dos por dos es igual a cuatro") y "q" es una forma corta para "que". Este tipo de formas cortas se usan frecuentemente en mensajes enviados por móvil, pero también, cada vez más, en cualquier tipo de comunicación informal por Internet y otros medios.

- Por último fíjate en las formas para expresar la posesión: "tu vida" y "la mía". Voy a dedicarle a estas formas (los posesivos) el resto de esta entrada.

Tenemos dos series de palabras posesivas:

1. Formas cortas, sin acento propio (al pronunciarlas las unimos con la palabra que va detrás): mi(s), tu(s), su(s), nuestro/a(s), vuestro/a(s), su(s). Son las que usamos delante del sustantivo, como en "tu vida" o en este otro cartel puesto en la ventana de una casa de Bayona (Galicia):


posesivos recoge la caca de tu perro

Sí, este es un problema grande en muchas ciudades y pueblos de España -también en Madrid-, y por eso el Ayuntamiento hizo estos carteles para concienciar a los dueños de los perros. En esta foto también encontramos una abreviatura: "kk" es "caca", porque la letra "k" se pronuncia así, "ca".

Estas formas cortas pueden combinarse con las palabras "todo/a/os/as" y con "otro/a/os/as":
Toda mi vida he querido viajar a Argentina, pero todavía no he podido
Tengo los libros en mi otra casa

2. Formas largas, con acento propio: mío/a(s), tuyo/a(s), suyo/a(s), nuestro/a(s), vuestro/a(s), suyo/a(s). Se usan así:

- Acompañan también a un sustantivo, pero detrás. Las usamos cuando delante del sustantivo necesitamos usar un artículo indeterminado ("un/a/os/as") o un demostrativo ("este/a/os/as, ese/a/os/as, aquel/aquella/aquellos/aquellas"). Por ejemplo, si yo empiezo a contar algo diciendo:

"Pues un amigo mío me ha dicho que...",

necesito decir "un" porque es la primera vez que lo nombro y tengo más amigos; si luego sigo hablando de él, ya puedo decir, por ejemplo:

"y además, mi amigo sabe mucho de eso...",

porque ya lo he nombrado antes, mi oyente sabe de qué amigo estoy hablando.

Otro caso es la manera habitual de comenzar un escrito formal, especialmente en cartas comerciales, escritos de reclamaciones y similares:

Muy señor/a/es/as  mío/a/os/as:

- Cuando no necesitamos usar el sustantivo porque está claro por el contexto o ya se ha dicho, como pasa en la foto del principio o en esta otra:


posesivos como si fueran suyos

Quiere decir "respétenlos como si fueran sus servicios". Esta foto la saqué, claro, en unos baños públicos, en concreto en la Casa de Castilla-La Mancha en Madrid, y otro día te hablaré un poco más de esta frase y de lo que son las casas regionales.

- Usamos también las formas largas detrás del sustantivo en algunas expresiones informales como estas exclamaciones:

¡Madre mía!, ¡Dios mío!, ¡Pobrecito/a mío/a!

También en la lengua familiar, para iniciar o mantener el contacto:

Cariño mío, hijo/a mío/a, amor mío


Te dejo con un resumen de todo lo anterior:


posesivos español



Esto es todo por hoy. ¡Que no se te olvide ser el hombre o la mujer de tu propia vida!