lunes, 26 de junio de 2017

Ya, ya

Hace un par de meses, en un viaje a Lisboa (Portugal), vi esta obra de una artista callejera valenciana, Julieta XLF:

ya ya ya
Lisboa (Portugal)


La razón por la que pongo aquí la foto no es la obra de Julieta (que, por otro lado, me gusta mucho), sino las palabras que están debajo, que no sé si también las escribió ella o alguien las escribió después: ya ya ya.

La palabra ya  es de uso muy frecuente y puede tener varios sentidos, así que hoy le voy a dedicar toda esta entrada.

El uso principal de esta palabra es el que aparece en el nombre de este establecimiento del barrio de Chueca, en Madrid:

ya no me duele
Calle Libertad

Es un buen nombre para este tipo de establecimiento, ¿verdad? Antes me dolía alguna parte del cuerpo, vengo a este centro de fisioterapia y masajes, y después de eso, ya no me duele. Eso es lo que dice la palabra ya, que algo ha cambiado del pasado al presente. 

La palabra que expresa justamente lo contrario es todavía, como puedes ver en esta imagen que hice hace un tiempo para mi clase:


ya y todavía


El sentido de la palabra ya parece un poco diferente en esta pintada, pero en realidad es el mismo:


despierta ya
Plaza de la Corredera (Córdoba)

Alguien no se ha despertado todavía, y con el imperativo despierta, la persona que ha escrito esto, le está pidiendo que se produzca un cambio. 

Seguramente esta frase te parecerá un poco rara. Se parece a algo que los niños cantábamos cuando íbamos a algún espectáculo que empezaba con retraso: Que empiece ya, que el público se va, la gente se marea y los niños se mean. Yo la entiendo como una llamada de atención para que despertemos, porque vivimos semidormidos por las preocupaciones diarias y las muchas noticias que nos llegan. Intenta despertarnos usando esta frase, que recuerda la canción infantil, para llamar nuestra atención.

Como te he dicho arriba, la palabra ya tiene otros usos y en algunos casos casi se usa como una marca o marcador conversacional. Te dejo aquí un resumen visual de los usos más importantes:

usos de la palabra ya


Y con esto me despido ya hasta septiembre. Me voy a tomar unas buenas vacaciones, con un poco de desintoxicación digital. ¡Hasta el mes de septiembre y buen verano!


lunes, 19 de junio de 2017

No es lo que era

la zalamera donde comer es lo que era
Avenida de Reina Victoria

la zalamera donde comer es lo que era
Avenida de Reina Victoria

No sé si recuerdas que hace unos meses te hablé de la moda reciente de ponerles nombres femeninos, muchas veces con el artículo la más un adjetivo, a todo tipo de establecimientos, pero sobre todo bares y restaurantes. Puedes ver muchos más ejemplos en la entrada La Doña.

Pues aquí tienes un ejemplo más, con un adjetivo que me gusta mucho: zalamero/a. Una persona zalamera es alguien que hace frecuentes demostraciones de cariño (con besos, abrazos o palabras), a veces exageradas, y que quiere conseguir algo haciéndolas. Si la persona no quiere conseguir nada, no usamos esta palabra sino otras, como mimoso/a o cariñoso/a. Sin embargo, zalamero no es muy negativa; para el mismo concepto, si queremos ser más críticos, usamos otras palabras, como pelota, adulador/a o el taco lameculos.

El origen de zalamero es muy curioso: como muchas palabras del español, viene del árabe, y en concreto de la palabra salam 'paz' (que se usa en el saludo árabe salam aleikum), y se empezó a usar refiriéndose a las personas que continuamente estaban saludándote y deseándote paz.

Pero, además del nombre, este restaurante me llamó la atención por la frase que viene a continuación: donde comer es lo que era. La frase ya no es lo que era es casi una expresión para decir que algo o alguien ha cambiado. Veamos algunos ejemplos:


Vivir como un cura ya no es lo que era

La rutina de un sacerdote rural con 15 parroquias es frenética

(www.elpais.com)

En España, vivir como un cura significa 'vivir muy bien', o sea, comer bien, trabajar poco, etc. En este artículo, en cambio, nos cuentan cómo ha cambiado la vida de los curas que trabajan en zonas rurales, y que ahora tienen mucho más trabajo.


El 7 de enero ya no es lo que era


La liberalización del periodo de rebajas y el consiguiente adelanto de las ofertas durante las fiestas navideñas hacen del inicio oficial de la campaña una jornada más tranquila de lo habitual. Las colas no comenzaron a formarse hasta media mañana.


(elcorreoweb.es)

Antes, el día 7 de enero había colas enormes en las puertas de las tiendas porque empezaban las rebajas de enero. Ahora, cada tienda hace rebajas cuando quiere, por eso el 7 de enero ha perdido importancia.

¿Y por qué el restaurante La Zalamera usa esta frase para decir que allí comer es lo que era? Pues porque los restaurantes han cambiado muchísimo en España en todos los aspectos (decoración, carta, cantidad, etc.). Aunque yo pienso que ha habido muchos cambios positivos (por ejemplo, ahora puedes encontrar comida de todo el mundo en Madrid), para muchos comer en un restaurante ya no es lo que era. Eso piensa el humorista Agustín Durán, que nos da su opinión sobre los restaurantes modernos en este monólogo:



La frase ya no es lo que era se usa muchas veces con nostalgia: lo de antes era mejor que lo de ahora, así que se expresa el deseo de volver al pasado. Por eso, voy a aprovechar para mostrarte las palabras con las que expresamos ese sentimiento en España: la nostalgia o añoranza.

expresar nostalgia


Y para nostalgia, la que expresa esta pintada:

que vuelva el campo
Oviedo (Asturias)

Nostalgia de la naturaleza, del paraíso perdido... ¿Y tú, qué echas de menos, qué añoras, a quién extrañas? 

¡Hasta pronto!