domingo, 16 de noviembre de 2014

Un trozo de pan

Dicen que el mundo está dividido en dos grandes culturas: la cultura del arroz y la cultura del pan. Como ya sabes, España (a pesar de la paella) está en el segundo grupo. Eso quiere decir que el pan acompaña prácticamente todas nuestras comidas: puede y suele estar presente en el desayuno, en el almuerzo de media mañana, en el aperitivo, en la comida, en la merienda y en la cena. Y generalmente acompaña también a las famosas tapas y raciones.

Por eso, es lógico que tengamos muchas expresiones relacionadas con el pan. En la Tahona de la Villa de Vallecas, un lugar de fabricación y venta de pan (ese es el significado de la palabra tahona) que es probablemente la panadería más antigua de Madrid, tenían este anuncio:



ser un trozo de pan
Calle Sierra de Gádor

Ser un trozo de pan es una expresión que se usa para hablar de personas y que significa 'ser muy bueno' en el mejor sentido de la palabra, es decir, nos habla de la bondad de corazón de las personas. El anuncio da gracias a los panaderos, que hacen algo tan bueno como el pan cada día, porque tienen un grandísimo corazón. 

¿Por qué se relaciona el pan con la extrema bondad? Pues hay que pensar que durante siglos en España mucha gente ha pasado mucha hambre, y el pan, tan necesario, era algo exquisito, precioso, lo más importante que se necesitaba. Recuerdo que, cuando era muy pequeña, mis padres me decían que, si tiraba un trozo de pan (por ejemplo, un último trozo de pan del bocadillo de la merienda), antes tenía que besarlo. Y es que mis padres vivieron la guerra civil y la dura posguerra del hambre, y, aunque eran pequeños entonces, guardaban muchos recuerdos.

El pan es la comida por excelencia, y por eso podemos decir, por ejemplo, ganarse el pan en el sentido de 'ganar lo necesario para vivir'. Y tenemos muchas más expresiones que se refieren al pan. Aquí tienes algunas de ellas; si no conoces alguna, podrás encontrar fácilmente el significado en Internet:


pan expresiones


Así que, concluyendo, ser un trozo de pan significa ser 'muy bueno', pero solamente en uno de los sentidos que tiene esta palabra. Bueno puede significar también 'hábil / de buena calidad /  adecuado / beneficioso / rico, sabroso (hablando de comidas)', entre otras cosas. Coloquialmente, también usamos bueno con el sentido de 'muy atractivo físicamente' para hablar de personas. Según su significado, la palabra bueno/a se combina con el verbo ser o con el verbo estar

Aquí te dejo un cuadrito con imágenes y ejemplos con los usos más comunes de ser bueno/a y estar bueno/a:


ser y estar

 

Termino con una foto que ya usé en la entrada No es lo mismo y que es un ejemplo más:




Recuerda que ya hablamos del verbo ser en Eres perfecto y del verbo estar en España está fuera de sí.


¡Hasta la próxima! ¡Sé bueno (o buena)!

sábado, 8 de noviembre de 2014

La vida es sueño

¿Qué y cómo es la vida? En las calles de Madrid encontramos muchas respuestas:

 
la vida es fragil
Calle Mesón de Paredes

Esta pintada nos recuerda lo fácil que es perder lo más importante que tenemos: nuestra vida. Porque frágil significa 'que se rompe fácilmente'. Usamos esta palabra para los objetos delicados, pero también, como metáfora, para otras cosas que se pueden "romper" o dañar fácilmente: una relación, una situación, una persona, la salud, etc.

Esta frase poética nos recuerda también que nuestra vida acabará algún día:


la vida es infinito
Fotografía de Iñaki Goitia

Esta frase es difícil de interpretar, pero intentaré buscarle un sentido. Por un lado, tenemos el sustantivo (el) infinito, que significa 'espacio indeterminado' (como cuando decimos que alguien está mirando al infinito, y queremos decir que está mirando a lo lejos, no sabemos dónde). Así que la vida (y es verdad) es un espacio o un tiempo no determinado, porque no sabemos cuánto vamos a vivir. Pero tenemos también el adjetivo infinito/a, que significa 'que no tiene fin, que no puede terminar'. Así que creo que quiere decir que la vida no tiene un tiempo concreto, pero sabemos que no va a durar siempre.    

Por eso, porque la vida es frágil y no es infinita, es mejor entenderla como nos dice esta otra frase poética, que parece del mismo autor (y que también fotografió mi amigo Iñaki):


la vida es una busqueda
Fotografía de Iñaki Goitia

Búsqueda es el sustantivo del verbo buscar. Durante nuestra vida, buscamos muchas cosas: amor, conocimiento, éxito personal (que cada uno entiende de una manera). Así que sí, una vida plenamente vivida es una búsqueda constante, y no una guarida. Guarida es el lugar donde se refugian los animales (para protegerse del mal tiempo, para darse calor, para huir de sus enemigos). Si buscamos siempre un refugio, un lugar protegido, y no salimos al exterior a conocer cosas nuevas, a relacionarnos con nuevas personas y realidades, a nuestra vida le faltará algo. Esta guarida puede ser física (nuestra casa, nuestra ciudad, nuestro país), pero también puede ser anímica (nuestro yo, que permanece cerrado a los demás).

¿Y cómo sabemos cuándo tenemos que salir de nuestra guarida y empezar una nueva búsqueda? Eso nos lo dice el corazón, porque...


Calle Miguel Servet

Una corazonada es el sentimiento de que algo va a ocurrir, es una llamada de nuestra intuición. Esta frase de El muro de todos nos dice que debemos dejarnos guiar por nuestra intuición. Así que, cuando la cabeza nos dice una cosa y el corazón nos dice otra cosa, debemos hacer caso al corazón.


Y, después de todo, ¿qué importa qué sea la vida? La vida es lo que tenemos, y además...


la vida es sueño
Calle Mayor


La vida es sueño es la obra de teatro más famosa del escritor español Pedro Calderón de la Barca (1600-1681), que vivió muy cerca de donde está está tienda. En esa obra se dice:

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión, 
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.


Al final, no sabemos si estamos viviendo o soñando, si nuestra vida es solamente el sueño de otra persona o de otro ser superior, así que, mira, vamos a lo importante...



vive tu vida
Calle Churruca