domingo, 19 de octubre de 2014

Deseo desear

¿Por qué amamos o queremos a alguien determinado? ¿Qué tiene esa persona para sentir algo tan especial por ella? En las calles tenemos algunas respuestas:


amar querer desear
Calle Salitre


Su pareja solamente quiere a esta persona porque no fuma, ¡pobre! Pues si esa es la única razón, ¡vaya amor! (gracias, proyecto SEPA, autor de este cartel por el humor de cada día en las calles de Madrid).


Y para hablar de relaciones sentimentales, además de querer, tenemos también el verbo amar:


amar querer desear
Calle Clara Campoamor


Amar y querer pueden usarse con el mismo sentido, como en esta pintada, que es una declaración de amor. Pero amar muy raramente se usa en la lengua hablada, excepto en las películas, los poemas y las canciones, donde es común escuchar o leer "te amo".

Amar no solamente se usa para las relaciones personales, también podemos usarlo para hablar de nuestras grandes pasiones, nuestras aficiones, las cosas que nos gustan muchísimo, nos apasionan:



amar querer desear
Calle Huertas


Esta foto muestra una recomendación del grupo madrileño de arte urbano Boa Mistura: si te apasiona lo que haces (tu profesión o las actividades que más repites en tu vida), será mejor para ti, serás más feliz. Así que, elige hacer aquello que te apasiona, o apasiónate por aquello que estás obligado a hacer.


Además de amar y querer, para hablar de relaciones personales también se usa desear. Desear y querer son muy parecidos, pero si hablamos de relaciones personales se usan de forma muy diferente. Si le decimos a alguien "te quiero", estamos hablando de sentimientos; si le decimos "te deseo", estamos hablando de apetencias sexuales.


En cambio, cuando expresamos nuestro deseo o apetencia de una acción o una cosa podemos usar los dos. Por ejemplo, en una tienda tradicional nos pueden preguntar "¿Qué desea?" (más formal) o "¿Qué quiere / quería?" (menos formal).

Un par de ejemplos. En la primera foto, vemos una pancarta de una manifestación del personal sanitario (médicos, enfermeros, auxiliares) de la Comunidad de Madrid, que siguen su lucha contra los intentos de privatización:







No nos están hablando de sus sentimientos de amor por los pacientes. Nos dicen que desean tener pacientes, no clientes, nos dicen que no desean tener una relación comercial con sus pacientes (como sugiere la palabra clientes). En esta pancarta se podría usar también desear, pero sería más formal.



El segundo ejemplo, una frase de algo que ya conoces, El muro de todos:



expresar deseo
Calle Miguel Servet


¿Qué significa esta frase? ¿Cómo la entiendes? Parece decir que desear, tener deseos de algo es lo mejor que nos puede pasar, y por eso esta persona quiere desear (esta frase también podría decirse así: "quiero desear"). Lo mejor que podemos desear es tener deseos. Si no tenemos deseos, no vivimos de verdad, porque la vida de las personas es una búsqueda permanente. Necesitamos siempre querer algo que no tenemos, si no, nuestra vida no tiene objetivos. No tiene por qué ser algo material (dinero u objetos), puede ser amistad, amor, conocimiento, etc.


Otra diferencia entre querer y desear es que desear se usa en fórmulas de felicitación, como "te deseo un feliz cumpleaños" o "te deseamos Feliz Navidad", que se suelen escribir en mensajes y tarjetas. O se cantan:







En fin, tres verbos muy parecidos, que tienen muchos usos en común, pero que no son siempre intercambiables. Por si no me he explicado bien, en el cuadro tienes los usos principales:



amar querer desear



¿Y tú? ¿Qué quieres o deseas? 
¡Yo deseo que compartas o comentes esta entrada del blog!











sábado, 11 de octubre de 2014

Algo que celebrar


¿Sabes qué se celebra en España mañana, 12 de octubre?


nada que celebrar
Calle Ribera de Curtidores



sábado, 4 de octubre de 2014

No somos invisibles

Uno de los sueños todavía no realizados de la humanidad es conseguir la invisibilidad, o sea, la posibilidad de no ser vistos:


invisibilidad


¿No has deseado alguna vez ser invisible? Poder ver lo que hacen otros, poder escuchar lo que dicen otros, sin que ellos te vean. ¡Seguro que sí! Claro que eso también podría traer consecuencias negativas, ¿no?

Está claro que, hasta ahora, lo que dice esta pintada es verdad:

domingo, 28 de septiembre de 2014

Cuanto más viejos mejores

Hoy vamos a empezar nuestro paseo por Madrid con uno de los carteles del proyecto SEPA, que tanta gracia me hacen cuando me los encuentro por las calles. ¿Puedes imaginar de qué nos habla este cartel?

cuanto mas
Calle San Andrés


sábado, 20 de septiembre de 2014

Cómete el mundo


En una reciente exposición de los artistas Pep Carrió e Isidro Ferrer en el museo ABC de Madrid, se exponía un cuaderno con dibujos de Pep Carrió, y en una de sus páginas aparecía este dibujo:     


comer y comerse
Obra de Pep Carrió en el museo ABC (calle Amaniel)

Comer por los ojos significa 'sentir mucho deseo de comer porque estamos viendo la comida, aunque no tengamos hambre'. Hay personas que comen mucho por los ojos, que sienten enormes deseos de comer más de lo que pueden comer en realidad, cuando ven mucha comida que les gusta. Pep Carrió ha representado esta expresión poniendo dos bocas en las dos partes de unas gafas.


Comer o ser comido, esa es una constante en la historia del hombre y de los animales. El miedo a ser comido (como una metáfora de ser maltratado o asesinado) está en el origen de algunos terribles cuentos infantiles: la bruja que se come a los niños, el lobo que se come a la abuela de Caperucita Roja... Y desde un muro del barrio de Malasaña nos amenazan con ello: